El problema educacional chileno y los canutos

Publicado el 13 de noviembre de 2017 en Facebook.

Esta publicación la hago con como 11 años de retraso, muy posiblemente más. Es urgente que como cristianos nos sintamos movidos a pensar y actuar sobre el problema educacional chileno y la inequidad brutal que genera.

Los miembros de este Facebook, al igual que la gran mayoría de los evangélicos, somos primera generación en la universidad.

Hemos visto cómo muy gozosamente nuestros hermanos, nosotros mismos, hemos agradecido a Dios por llegar a la universidad, llenos de ilusión y orgullo.

Sin embargo, nos estamos topando con una dura realidad: muchos de nuestros títulos no valen lo que parecían valer. Entramos a toda clase de carreras colapsadas de matrícula, muchas de ellas inventos que no sirven para emplear a nadie, u otras por venir de universidades de dudosa procedencia y calidad, no nos otorgan lo que creíamos.
Para colmo de males, esas carreras no han sido solo una pérdida de tiempo. Deudas usureras, a 15, 20 años, pagando como 4 veces lo que gastamos, créditos como el CAE, el terrible CORFO, que nos cobran incluso cuando no pudimos terminar.

Pagamos caro, nos endeudamos, por sueños que nos vendieron, como adquiriendo un cheque a fecha, pero no tenía fondos. Pagamos por una educación mala, mientras celebramos entrar en la carretera de la igualdad, llena de trampas y curvas peligrosas. Algunos han llegado a puerto, muchos han chocado con esta realidad.

Dios ayude a su pueblo, a comprender cuáles son las cosas que oprimen a la gente, que quitan el pan de la boca de los que trabajan.

Es imposible no traer a la memoria al misionero Bautista Diego Thomson, precursor de la educación para los pobres, universal, laica y gratuita, como un referente ante esta situación. Y es imposible no recordar la Escritura:

<<¡Ay de los que en sus camas piensan iniquidad
y maquinan el mal,
y cuando llega la mañana lo ejecutan,
porque tienen en sus manos el poder!
Codician campos y los roban;
casas, y las toman;
oprimen al hombre y a su familia,
al hombre y a su heredad>> Miqueas 2:1-2.

El Otro Canuto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s