Mentiras para manipular canutos en internet

Publicado el 11 de enero de 2018 en Facebook.

Esta publicidad, que corre entre los “activistas anti “ideología” de género” es nuevamente y como prácticamente siempre FALSA. Una mentira, que sirve para asustar a nuestros hermanos en la fe que desprovistos de herramientas para identificar una fuente o interpretar una ley, terminan creyendo como cierta, y que es organizada por grupos malintencionados que utilizan el miedo para manipular a la población, en especial al pueblo cristiano, como ya lo hicieron para las pasadas elecciones.

Lo primero que hay que aclarar es que este proyecto AUN no es ley, ha sido tramitado por 4 años en el Congreso Nacional, pero todavía no ha sido aprobado como dice la imagen.

En segundo lugar, la identidad de género, la transexualidad, etc, nada tiene que ver con que una persona pueda cambiar arbitrariamente su edad, evidentemente tampoco entrar al colegio ni a ducharse con las niñas. Eso es falso y ridículo.

La ley de identidad de género es una ley que permite que las personas trans que viven en nuestro país (que por cierto andan con nosotros en las calles y que nosotros no notamos) puedan acceder al cambio de nombre y sexo registral, para que al fin no tengan que contarle a todo el mundo su condición trans cada vez que les es requerida su identidad, por ejemplo al entrar a un edificio, al sacar una licencia de conducir, o al ser objeto de un control de identidad. Es una ley que garantiza su honra y evita la discriminación y el bullying, facilitando y haciendo más rápido el cambio de nombre que YA es una realidad en Chile (pero a través de procesos más lentos y muchas veces indignos).

-Este proyecto de ley de identidad de género, desde luego, no crea a los trans, solo les reconoce su derecho a serlo facilitando su proceso.

-Este proyecto de ley de identidad de género no es una imposición ideológica ni moral desde que NO obliga a nadie a hacerse trans, ni implica que nadie vaya a hacerse trans cuando esa no es su condición, no hay razones para temerle, ni para pensar que afecta a los no trans o a los creyentes.

-El proyecto de ley de identidad de género solo implica la posibilidad de realizar un cambio de sexo registral (solo una vez) demostrando que no es para caprichos o con el propósito de, por ejemplo, cambiarse de sexo para aprovecharse de alguien. Ej: que un adolescente realice el procedimiento para ingresar a los baños de su sexo opuesto y acosar (considerando que el acoso es delito siempre).
-De acuerdo con el proyecto actual, el procedimiento puede ser iniciado por personas mayores de 18 años (no permite cambiar tu edad).

-En el caso de los menores de 18 y mayores de 14 requiere el CONSENTIMIENTO de los padres para poder hacerlo.

-Para el caso de los menores de 14 exige una autorización judicial con todos los informes respectivos y verificando que no sea influencia de los padres la que influye en la identidad del menor, es decir, no solo requiere autorización de los padres, sino además evita que los padres hayan determinado su cambio de nombre y sexo registral contra su voluntad.

-En ningún caso admite operación para los menores de 18 años, aun con autorización de los padres.
El boletín, para seguir esto de primera vista es el 8924-07, pueden encontrarla en la página del Congreso.

No dejes que te engañen, no dejes que te asusten, sé diligente en investigar como corresponde a cristianos, y recuerda que “de los mentirosos no es el reino de los cielos”.
Los transgénero y los transexuales como condición NO son el resultado de una ideología, no son el producto de ADOCTRINAMIENTO ni del ANTOJO CAPRICHOSO de personas aburridas que se deciden a SUFRIR porque sí, los trans son casos que se dan en familias comunes, mayoritariamente conservadoras o cristianas.

La transexualidad no aparece en las Escrituras en ninguna parte y por lo tanto no es condenada en ella, desde luego, la transexualidad no es lo mismo que otras categorías como la homosexualidad (orientación sexual) o el travestismo, ni suponen una negación de la realidad biológica, sino una diferencia entre la identidad de una persona y su sexo biológico, no por capricho, ni por diversión o ideología o por molestar.
26805312_1463787580387263_8908074710868681122_n.jpg
La Otra Canuta.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s