Los abusos de los otros, no los nuestros…

Evangélico promedio:
-El Papa es esto y esto otro, los abusos sexuales y pedófilos de los curas, la inquisición, las riquezas, los crímenes de las otras religiones, de ideologias enemigas, etc.

Aaah, pero cuando le critican a su pastor u obispo por sus abusos o los grandes errores y horrores de la historia protestante y evangélica:

-“No toquen al ungido, él dará una cuenta ante Dios”; “No enferme a los hermanos, usted mire a Cristo no más”; “Esto no edifica”; “Decir, recordar o denunciar estas cosas es contrario a la predicación y el proselitismo”; “Andar diciendo esas cosas es para resentidos”; “La autocrítica es nociva”.
______

Una viga del porte del Costanera Center.

El abuso siempre es abuso, siempre ofende a Dios y siempre debe confrontarse. Eso es lo que la justicia de Dios, el evangelio, y la propia gente demanda de toda institución que falla: frutos dignos de arrepentimiento.

La gente no está tan desilusionada de los errores de las instituciones como lo está de la falta de reacción en pos de la justicia, la reparación, el arrepentimiento genuino, el que es reemplazado por el encubrimiento, el esconder, el ocultar, el ser cómplices pasivos..

Nadie está libre de la corrupción, del error, del pecado y la decadencia, el asunto está ante todo en cómo reaccionamos a él: con arrepentimiento y obras dignas de él o con dureza de corazón, complicidad y ocultamiento. Son dos caminos, y normalmente las instituciones prefieren el segundo. Sin embargo, el abuso sexual es delito, y se sanciona penalmente. No es un error, no es una confusión, no es algo que la gente pueda excusar, no es algo sencillo. Un abuso sexual o una violación deben ser denunciados ante la justicia.

Recomendaciones :
-Averigüe bien el caso de abuso o sospecha, reúna antecedentes serios y objetivos.
-Denuncie ante la autoridad competente: Fiscalía, Carabineros, PDI. Manténgase en constante seguimiento respecto de la investigación y preste colaboración completa a la víctima, más aún si es menor de edad. La iglesia debe acompañar a la víctima en su dolor.

También agregaremos recomendaciones sobre cómo enfrentar a la autoridad en problemas comunes:
-Si la situación no constituye delito pero hay un problema ético (falta de transparencia, enriquecimiento inmoral, falta de compromiso, pastorlatría), háblalo directamente con la autoridad involucrada en forma calmada, respetuosa pero firme, con buena fe. Use la autoridad de la Escritura, la ética y la razón.
-Si recibe solución o respuesta satisfactoria, quédese tranquilo.
-Si no, reúna dos testigos y vuelva a hablar con la autoridad involucrada.
-Si recibe solución bien, si no, ya puede ir a hablar con una autoridad superior que esté sobre él, de fallar esto o no existir, ya puedes ventilarlo a la iglesia y al público.
-RECUERDE: Si se trata de un delito potencial, siempre se debe denunciar, tan pronto se tenga conocimiento de él.

——

Noticia recién salida hoy, caso grave de abuso sexual por parte de un pastor y políticas de encubrimiento dentro de una iglesia, además de lógicas corruptas de poder: https://m.elmostrador.cl/…/escandalo-en-iglesia-evangelica…/

¿Están realmente nuestras iglesias mentalizadas y preparadas seriamente para reaccionar adecuada, justa y sanamente ante un caso como éste u otros abusos y violencias de género? Esa es la pregunta a resolver por ahora.

No hay descripción de la foto disponible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s