Natalicio John Raleigh Mott.

Un día como hoy, 25 de mayo, nació John Raleigh Mott (1865–1955), quien fue un activista social, laico metodista, evangelista, promotor de la paz y uno de los más prominentes líderes cristianos en la primera mitad del siglo XX; líder de la Federación Mundial de Estudiantes Cristianos (WSCF) y especialmente destacado como Presidente de la Alianza Mundial de Asociaciones Cristianas de Jóvenes.

Al frente de esta organización y otras estructuras de estudiantes protestantes, sus esfuerzos e iniciativas sociales le fueron reconocidas al otorgarle el Premio Nobel de la Paz en 1946 “por su largas y fructíferas labores en la unificación de pueblos de muchas naciones, de muchas razas y de muchas comuniones en un vínculo común de espiritualidad”.

Por su pasión por predicar el Evangelio, desde joven fue un gran impulsor de la actividad misionera, escribió 16 libros de los cuales el más famoso fue “La Evangelización del Mundo en esta Generación”, y ha llegado a ser considerado “el líder cristiano más recorrido y de más confianza universal en su tiempo” (Cracknell & White, 2005:243).

Y.M.C.A.

La Asociación Cristiana de Jóvenes (Y.M.C.A.) es un movimiento social cristiano, una de las mayores y más antiguas ONGs y una iniciativa internacional presente en los 5 continentes poblados, en 120 países. La YMCA promueve el desarrollo integral y la participación voluntaria de jóvenes cristianos de distintas denominaciones, procurando en base a los ideales fundamentales del cristianismo, la construcción de comunidades y centros que estén plenamente en conformidad con los valores de justicia, equidad, amor, paz y hermandad.

Desde su creación en 1844, se fijó el objetivo de poner en práctica los principios cristianos mediante el desarrollo saludable de “el cuerpo, la mente y el espíritu.”[1]

Históricamente, y especialmente durante la Revolución Industrial y la Segunda Guerra Mundial, este movimiento destacaría por impulsar el apoyo a comunidades rurales, y dar alojamiento, comida, educación, cuidados médicos, desarrollo cultural a millones de personas, entre ellos, gente necesitada, refugiados, migrantes y desplazados, aunque también recibe al público en general en zonas urbanas y recibe a las personas independientemente de su cultura, raza, religión, o sexo.

Entre los personajes que han sido participantes en la YMCA figuran Henry Dunant (creador de la Cruz Roja Internacional y de la YMCA en Ginebra), y el Reverendo Martin Luther King Jr., quien participó en el Movimiento durante su estancia en Montgomery, Alabama.

Aunque era Metodista, él veía la necesidad de promover la cooperación y hermandad entre cristianos de distintas denominaciones y nacionalidades, por lo cual, en 1895 fundó la Federación Mundial de Estudiantes Cristianos junto a su compatriota Luther D. Wishard, y cristianos de otros países: J.Rutter Williamsom de Inglaterra, Martin Eckhott de Noruega, y Johannes Siemsen de Alemania.

En un viaje de dos años, se encargó de organizar movimientos de estudiantes cristianos en la India, China, Japón, Australia, Nueva Zelanda, y en países de Europa del Este y el Norte de Europa. En 1910 viajó a Edimburgo, Escocia, para precedir la Conferencia Mundial de Misioneros.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Mott organizó tareas de ayuda a prisioneros de Guerra y continuó sus labores en las organizaciones ya mencionadas. Organizó intercambios estudiantiles, grupos de estudio y campos juveniles internacioanles; fue un crítico de la opresión colonial y pionero en la lucha internacional contra la discriminación.

En 1946 recibió el Premio Nobel de la Paz, quizá la distinición más memorable, aunque también se le otorgaron reconocimientos en Checoslovaquia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Japón, Jerusalem, Polonia, Portugal, Siam, Suecia, y Estados Unidos; además de haber obtenido seis grados honorarios en las Universidades de Brown, Edimburgo, Princeton, Toronto, Yale y Upper Iowa, y un grado en la Iglesia Ortodoxa Rusa de París (NobelMedia AB, 2014).

Mott murió en Florida a la edad de 89 años. Actualmente sus escritos religiosos se encuentran en la Librería de la Escuela Teológica de la Universidad de Yale.

“Yo sé a quién he creído, y nada ha ocurrido en estos últimos años fatídicos que invalide una sola afirmación hecha por Jesucristo. ¡Cuán cierto es aún que Jesucristo y sólo Él puede hacer de este mundo un lugar seguro e inundarlo con buena voluntad!.” (Mott 1944).

“El peligro de que los cristianos se rindan ante el lujo, el egoísmo, la pereza, y los ideales bajos, es mayor ahora que nunca antes en la historia de la Iglesia. Nunca tanto como hoy la Iglesia había necesitado de grandes tareas para llamar y ejercer todas sus energías y para salvarla de debilidad paralizante.”
“Permítanme enfatizar el punto totalmente importante que Jesucristo resumió; el secreto extraordinario, infalible, y permanente de todo liderazgo verdaderamente grande y duradero en el mundo: “El que quiera ser grande entre vosotros será siervo de todos.” Él mismo encarnaba esta verdad y se convirtió en “el Líder Príncipe de la Fe”, es decir, el líder de los líderes.”

Fuente: http://creyentesintelectuales.blogspot.com/…/john-r-mott-pr…

FB_IMG_1558927095121

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s