¿Es tu líder/pastor tu padre o como tu padre?

A propósito de día del padre, un buen tip para notar que en la iglesia que uno asiste hay problemas con la figura pastoral y de autoridad es cuando lo tratan como y llaman como si fuera padre de la congregación, y por ende -entre otros- le celebran al pastor o líder el día del padre, como si fuera un “padre” de la congregación. Conozco Iglesias en las que está celebración es institucional, estando obligado cada grupo de la iglesia a dar regalos a su pastor para el día del papá.

Aquello va contra la literalidad del texto bíblico y lo ordenado por Jesús que prohibió estos títulos grandilocuentes de los líderes religiosos. En Mateo 23 Jesús hace una dura crítica de los abusos de los fariseos y de los tratos preferenciales que reciben, desean y aman, agregando:

6 aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, 7 y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. 8 Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. 9 Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. 11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.

Esa es la definición de autoridad de Jesús, la que debería operar en la Iglesia, la de hermanos-servidores, pues todos somos hermanos y el que quiera ser mayor o autoridad, entonces que sea servidor y no servido. Sin embargo no pocas congregaciones hacen todo lo contrario a este respecto, siendo los pastores tratados de formas superiores y no como servidores sino como servidos, como padres y maestros, con primeros lugares en las actividades y eventos.

La psicología de la religión ha demostrado además que uno de los patrones para el abuso de conciencia dentro de las comunidades religiosas es el uso de estos títulos y tratos como si el líder religioso fuera padre de sus seguidores, dichos abusos pueden ser desde enconomicos y de conciencia (toma de decisiones personales, familiares, políticas, laborales) hasta los más extremos y graves como los sexuales. Es esto entonces no solo contrario a la enseñanza de Jesús, sino también un muy mal antecedente sobre la sanidad organizacional de una iglesia.

En la foto, escena de El Bosque de Karadima, película recomendada para notar cómo escalan los abusos de conciencia a partir de tratos preferenciales y espectaculares a líderes religiosos. Toda persona interesada en la vida religiosa debería ver esta gran y terrible película chilena basada en hechos reales.

EOC.

PD: Feliz día del padre a los que son papás de verdad.

La imagen puede contener: 1 persona, sentado e interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s