Autonomía progresiva. Entre desconocimiento jurídico y activismo del pánico.

Se ha corrido la voz acerca de que el día de mañana se está discutiendo un proyecto de ley que introduce en la constitución el concepto de “autonomía progresiva”, el cual, según personas como Marcela Aranda, eliminaría la “patria potestad” de padres en relación con sus hijos. Se ha hecho un llamado a bajar esta ley que tiene el respaldo del gobierno de Sebastián Piñera.

Nuevamente, como se intentó años anteriores, urge salir a tranquilizar a las personas respecto de todo este pánico desde el desconocimiento y, en realidad, desde derechas falsedades o medias verdades.

El concepto de “autonomía progresiva” ya existe en nuestro derecho, se estableció a partir del artículo 5° y 12 de la Convención de los Derechos del Niño desde 1989, y jamás ha implicado la “derogación de la patria potestad”.

La autonomía progresiva implica que entre más edad y más madurez tenga un niño, niña y adolescente más facultad tiene para ejercer sus derechos por sí y ser oído y considerado en sus opiniones y decisiones.

Ejemplo de la vida real, cuando un niño tiene 1 año de edad, uno le elige la ropa, cuando tiene 12, ya es él quien lo hace con base a los patrones que uno mismo le da, y ya a los 15, casi lo hace solo.

La autonomía progresiva implica y explica muchas normas que existen desde antaño en nuestro derecho, por ejemplo, en el ejercicio de sus derechos, un niño menor de 14 es inimputable penalmente pero mayor de 14 es imputable penalmente aunque con un sistema de responsabilidad penal diferente al de una persona de 18 o más (es progresivo). En materia de responsabilidad extracontractual (daños) un adolescente es responsable desde los 16 años por los daños que cometa, y entre los 7 y los 16 está sujeto a un juicio de discernimiento para determinar su responsabilidad, entre los 0 y los 7 no responde de los daños que cometa, sino siempre sus padres o quienes lo tengan a su cuidado. Un adolescente menor de 16 años no puede casarse nunca, uno mayor de 16 puede casarse pero se le exige un permiso de sus padres o de quienes lo tienen a su cuidado, pero si no se le entrega dicho permiso, la sanción es que es desheredado, entonces antes de los 16 no hay derecho a casarse, luego de eso hay pero con una sanción que da poder a los padres, y ya desde los 18 pueden volar del nido; las niñas a partir de los 12 y los niños a partir de los 14 dejan de ser incapaces absolutos y pasan a ser incapaces relativos, lo que implica que los actos jurídicos (contratos por ejemplo) que celebran son saneables es decir, pueden ser válidos, aunque se precisa hacer muchas distinciones pues es solo en ciertas circunstancias, es decir, más autonomía pero tampoco total. En materia de consentimiento sexual, entre los 0 y los 14 un/a menor no puede consentir en actos sexuales, pues siempre será violación o abuso “aunque haya dado su consentimiento ante un notario”, desde los 14 ya puede tener sexo consentido, pero se le da una protección adicional que refiere al delito de estupro, esto es, proteger que no haya aprovechamiento de su inexperiencia, dependencia o vulnerabilidad, al dar su consentimiento, ya desde los 18 la persona puede tener sexo consentido sin que haya protección adicional más allá del consentimiento (esto no implica que el dueño de casa, padre, madre, etc, no pueda poner reglas sobre lo que se hace o no en su casa o darle directrices de cómo o cuándo esto es moralmente aceptable, se refiere a la sanción penal de este acto), etc., etc. Son muchas las regulaciones, normas e instituciones en los que se puede encontrar la autonomía progresiva en nuestro derecho.

Normas como estás son las que han permitido que se tome y dé peso a la opinión del niño, niña o adolescente cuando son objeto de abusos sexuales por terceros o familiares, en que puedan responder progresivamente ante la justicia por sus delitos y daños, o puedan al menos dar su opinión sobre con quién vivir cuando sus padres se separan y se pelean el cuidado personal para que el juez -al menos- lo considere, o los que permiten que un niño o adolescente se cambie de religión sin que se lo impidan sus padres (algo que nos ha beneficiado como protestantes/evangélicos)

La patria potestad no está en peligro por esto, antiguamente la patria potestad era concebida casi como si los papás fueran dueños de sus hijos (si yo quiero lo maltrato, no lo llevo al médico, no lo vacuno, si quiero considero su testimonio ante su denuncia etc.) lo que permitía su vulneración o daño y muchas cosas atroces, hoy por hoy la patria potestad se ha entendido como un derecho de niños, niñas y adolescentes a ser protegidos y amparados por sus padres, mirando siempre su interés superior, y el derecho preferente que tienen a su cuidado, reconociéndoles su dignidad, el ser sujeto de derechos, personas dignas, mientras avanza su autonomía o autodeterminación en la medida que crecen, de manera que esto no es opuesto sino que complementario. El miedo es injustificado y basado en engaño.

Este proyecto de ley viene a reforzar la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes de una forma deseable. Entre otros e agrega en el artículo 1 de la Constitución, lo siguiente:

“También es deber del Estado velar especialmente por la protección de niños, niñas y adolescentes, reconociéndolos como sujetos de derecho, resguardando su interés superior y autonomía progresiva.”.

También intercala un artículo 19 bis en la CPR, el cual prescribe que “La Constitución asegura a todos los niños, niñas y adolescentes el ejercicio y goce de sus derechos, particularmente los reconocidos por los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes. El Estado fomentará la concurrencia de las familias y la sociedad en la promoción, respeto y protección de los derechos de la infancia y la adolescencia. La ley establecerá un sistema de protección integral de los derechos de la niñez.”.

Esta es una norma buena, que va a ayudar a exigir la protección de niños, niñas y adolescentes de tantos abusos en los que el Estado participa, como son desde el caso SENAME hasta una mayor protección ante situaciones de abuso, explotación y maltrato (abusos sexuales, trabajo de niños, bullying y acoso escolar) etc.

Solo el activismo del pánico moral, basado en el desconocimiento y derechamente en las mentiras y el “fake news” puede oponerse a este paso tan importante en la protección de la infancia que ha sido dañada tantas veces de tantas maneras en la historia. No se dejen espantar.

EOC.

Pd: Otros absurdos planteados por Marcela Aranda es oponerse a una ley que modifica el hábeas corpus (acción de amparo cuando te detienen ilegalmente) y el recurso de protección (acción contra vulneración de tus derechos fundamentales por parte del Estado, es decir, normas antitotalitarias y antidictatoriales) porque contiene una parte en que establece el procedimiento para recurrir ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dicha Corte tiene competencia en nuestro país desde hace décadas también, pero no se ha regulado la forma de recurrir ante ella, y ella se opone a que se regule la forma aunque esto ya existe hace rato y ya es ejercido, dice que esto sobrepasa la soberanía nacional pero claramente no ha leído la definición de soberanía del artículo 5° de la CPR. También relaciona todo esto con el manual de preguntas y respuestas de la Municipalidad de Santiago (ninguna relación) y con la derogación del artículo 365 que según ella permite sexo con menores de 14 (falsedad que ya he explicado antes), nuevamente ella da cuenta de su desconocimiento supino de leyes, ya que a pesar de que se ha presentado como “abogada”, y en otros casos como “profesora”, no cuenta con ninguno de estos dos títulos.

Instalar un discurso de pánico y persecución desde la mentira ha sido parte de una estrategia muy rentable para grupos económicos y de poder, esa es la línea.

Es el mismo pánico injustificado que se dijo cuando se creó el AUC y la ley Zamudio, que iban a meter presos pastores, o la ley de identidad de género que legalizaba la pedofilia, o iba a privar a los padres de sus hijos, etc, etc. El terror sin fundamento de siempre.

La imagen puede contener: una o varias personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s