Comentario de noticia, vandalismo iglesia metodista en USA.

https://www.umnews.org/es/news/vandalizada-iglesia-metodista-en-milford-por-servir-a-la-comunidad-lgbtq

Aun hay gente que en serio piensa que los que apoyamos a los LGTBIQ lo hacemos porque queremos ser populares, por adaptables, nos dicen, parafraseando al filósofo socialista judío Z. Bauman, por seguir “una fe líquida, moldeable, en el contexto de una modernidad líquida” (ahí no tienen problemas en seguir a pensadores socialistas). Sin embargo, no hay nada más impopular que apoyar a los LGTBIQ, las iglesias que hacen esto son pequeñas y se vacían, mientras que las que predican la fobia se llenan y crecen.

 

Aborrecer, burlarse, detestar lo gay es tremendamente popular, lo que no es lo mismo que ser políticamente incorrecto.

 

Ser pro racismo, declarar la propia xenofobia, o jactarse de la propia homofobia, practicar el sexismo y promover y confesar la misoginia es popular, permite ganar elecciones y tener páginas con cientos de miles de seguidores. El odio vende, lo único que existe en su contra es que es políticamente incorrecto pues existe una poderosa crítica moral a estas prácticas.

 

Ser pro lgtbiq no es un asunto de popularidad ni de felicitaciones, ni de amor a la lisonja barata, ni de burda adaptabilidad, es un decisión moral amparada en la empatía, en el respeto, en comprender que el ser humano no fue hecho para dogmas, sino los dogmas hechos para el ser humano, aun a precio de violencia, rechazo, calumnia y decrecimiento, con la esperanza de una justicia pronta. Requiere reflexión y requiere conocer a esa gente, saber de ellos y sus vivencias.

 

¿Quienes somos sino un grupo pequeño que recibe el rechazo de sus hermanos en la fe, pierde contactos entre su familia y amigos, y somos anatemizados? Siendo canutos como somos, criados entre canutos y llenos de contactos canutos ¿no nos da más esperanza de éxito religioso, más púlpito, más contactos, más invitaciones a charlas, incluso acceso a poder político y económico en ser “del otro lado”, de la autodenominada y autocelebrada ortodoxia?

 

Para nosotros pues, los líquidos en cuanto a la fe de Cristo cuyo centro es el amor al prójimo, no son otros que los que aman la acepción de personas, los que callan ante la violencia a estas personas, los que segregan y juzgan vestidos con los ropajes de la Biblia. Nada más adaptado al mundo, ninguna fe más líquida y mundana que esa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s