Reseña de libro: La Nueva Creación. La teología de Juan Wesley para hoy. de Theodore Runyon (1998), Ed. Abingdon Press.

Hola, vengo a hacer reseña de este libro.

Se trata de “La Nueva Creación. La teología de Juan Wesley para hoy. de Theodore Runyon (1998), 308 páginas, editado por Abingdon Press.

Es un análisis de la teología de Juan Wesley, padre de la Iglesia Metodista; de los Movimientos de Santidad, y por lo tanto, figura muy importante para la mayoría de los movimientos pentecostales, incluido por cierto el chileno.

Este libro señala que en la teología de Wesley existe un concepto llamado “Nueva Creación”, es decir, que Wesley entiende que el propósito de Dios es transformar la creación, no sólo al creyente, sino también lo que rodea a ese creyente y finalmente todo.

* En esta teología la idea de renovar en el ser humano la imagen de Dios resulta vital. A partir de ese renovación la persona recepciona el amor de Dios para compartirlo con todo otro ser humano, sin distinción. Eso es para Wesley la religión y la salvación, en la que se es salvo por la fe, y esa fe consiste en una que “obra por el amor”. Tener fe en Cristo es recibir y dar amor. Ese es el resumen. Sin transformación no existe para Wesley conocimiento de Dios.

*En esta concepción, Wesley, influenciado por el empirismo del filósofo inglés John Locke, comienza a hablar de la existencia de “sentidos” espirituales con los cuales se puede percibir lo espiritual a partir de la experiencia del nuevo nacimiento, y se puede tener por tanto una “experiencia” religiosa. Eso, a mí entender, es muy importante para los movimientos pentecostales que nacerían después y teología testimonial.

*En esta teología también, la idea de perfección cristiana no se refiere a una perfección sin pecado, sino a una perfección en el sentido de recibir el amor de Dios y compartirlo constantemente. Eso es la perfección para J.W. Y la toma de la teología oriental, es una perfección perfectible, un estado de amar.

*Aparecen tres conceptos fundamentales, la gracia como iniciativa de Dios para renovar la creación, la fe como respuesta humana a la gracia, y la sinergia, que es la imagen renovada por Dios en la persona que lleva a compartir ese amor renovador con todo el mundo, a comunicarlo, eso que aparece en Corintios “como si Cristo rogase por nosotros, reconciliaos con Dios”. Aquello moviliza al creyente a testificar de Cristo especialmente por medio de la relación y las obras de misericordia.

*En la teología wesleyana no existe pecado sin responsabilidad, Wesley no cree que las transgresiones involuntarias sean pecado.

*En la teología wesleyana no se puede vivir el nuevo nacimiento, o renovación de la imagen de Dios sino en comunidad. Como se trata de recibir y dar amor, la santidad es una cuestión social. La teología wesleyana no cree en la separación sectaria del mundo, sino en la comunidad y para ello debe darse prioridad a las obras de misericordia, alimentar al hambriento, vestir al desnudo, visitar a los enfermos y a los presos. Wesley no comprende el aislamiento de los místicos de diversas tradiciones cristianas, no existe en su visión otra santidad que la social. Esto está en la base de la gigantezca obra social metodista, escuelas gratuitas, hospitales, lucha contra la esclavitud, contra la pobreza, la ignorancia, la creación de la Sociedad de amigos de los forasteros. Etc.

*Wesley no es cesacionista, cree en los dones y revelaciones del Espíritu, y sostiene que si no hay es por incredulidad de la gente. Desarrolla para ello un discernimiento, al cual el autor del libro llama “ortopatía” como agregado a la ortodoxia y a la ortopraxis. El nuevo nacimiento permite desarrollar sentidos espirituales para percibir lo que proviene de Dios, pero no se debe uno fiar totalmente de esos sentimientos, debe discernirlos, interpretarlos, los sentimientos no son absolutos, ni solitarios. Los sentimientos y experiencias sobre Dios deben ser validadas para ser lo más objetivas posibles, y no meramente somáticas o sensaciones (en el tiempo de sus predicaciones se observaban reacciones escandalosas como las del pentecostalismo acá en Chile, Wesley sostenía que era normal que personas en condiciones de opresión somatizaran ante la emoción de un mensaje salvífico). Para discernir entonces, la “ortopatía” somete la experiencia espiritual a la Escritura, a la tradición de la iglesia, y a la experiencia comunitaria; debe ser además transformadora para quien la vive, debe ser social, esto es, dialogar con otros, debe compartirse, debe ser racional, es decir, la experiencia debe ser examinada, comparada con otras y debe estar dispuesta a ser corregida por el entendimiento y el consejo de la comunidad. La ortopatía además propone que la experiencia religiosa es sacramental, es decir, median con la divinidad, y además es teleológica, tiene como fin la nueva creación, la transformación de lo creado.

*La teología de la nueva creación no es escapista, no cree que Dios está interesado en salvar a individuos arrancándolos de un mundo maligno, para luego destruir el mundo. Wesley, consciente de estas lecturas, insistió en que aquellos pasajes aislados que dan a entender esto no representaban todo lo que dice la Escritura. De esa manera, la teología de J.W no calza con el dispensacionalismo, pues no cree en la destrucción de la tierra sino en su transformación, conforme señalan muchos pasajes de la Escritura. El hacer nuevas todas las cosas no significa su destrucción, sino su renovación, esa renovación y salvación no es futura, comienza cuando creemos en Cristo y en el desarrollo de la vida cristiana, hasta la perfección cristiana, esto es, cuando se es capaz de recibir el amor de Dios y compartirlo.

*El autor, en el capítulo 6, “Wesley para hoy”, observa los adelantos y lucidez de J.W. en cuanto a cuestiones actuales como derechos humanos, pobreza, esclavitud, ecumenismo, mujeres, incluso el lenguaje inclusivo. El autor señala cómo la teología de la nueva creación y de su fe en una salvación disponible para toda la humanidad impactó en sus conceptos y derecho activismo en favor de la dignidad de las personas y su valor intrínseco, poner fin a la esclavitud, a la explotación, a la acepción de personas, al pensamiento sectario, y a las diferencias de trato con las mujeres en el ejercicio de los dones espirituales y de los ministerios cristianos.

Sobre la esclavitud J.W decía: “Absolutamente niego que cualquier tenencia de esclavos sea compatible con algún grado de justicia natural””Es tu dinero el que paga al comerciante, y a través de él, al capitán y a los carniceros africanos…Tú eres el resorte que pone en movimiento a todo lo demás, ellos no darían un paso sin ti, por lo tanto, la sangre de todos estos infelices está sobre tu cabeza”.

Sobre la pobreza decía: “Es tan malvada y diabólicamente falsa el común argumento de que “son pobres solamente porque son perezosos”.

Sobre la participación de la mujer decía: “para muchos, ha pasado por una máxima que “las mujeres solamente están para que se les vea, no para que se les escuche”. Y de acuerdo con esto, muchas de ellas han sido criadas de tal manera ¡como si hubieran sido diseñadas solamente como complacientes juguetes! Pero ¿es esto honrar a su sexo? ¿O es eso real amabilidad para ellas? ¡No! Es la más profunda descortesía, es una horrible crueldad; pura barbaridad… Y no puedo comprender cómo cualquier mujer con sentido y espíritu pueda someterse a ello. Que todas las que puedan hacerlo, afirmen el derecho que el Dios de la naturaleza les ha dado. Ya no se rindan a esa vil esclavitud por más tiempo. Ustedes, al igual que los hombres son criaturas racionales. Ustedes, al igual que los hombres, fueron hechos a la imagen de Dios: ustedes son iguales candidatas a la inmortalidad. Ustedes también han sido llamadas por Dios… No sean “rebeldes al llamado celestial”.

Datos:
-En la teología wesleyana hay una fuerte influencia de los Padres de Oriente, la teología de la Iglesia Ortodoxa. No solo eso, también recoge de la teología de los místicos católicos romanos, de la iglesia anglicana de la que era ministro él y su padre, y de los pietistas, pues sus abuelos fueron no conformistas.

-Influenciado cómo está por la teología oriental, Wesley cree en la universalidad de la gracia y el amor de Dios por cada ser humano, la libertad de elegir entre el bien y el mal, y por ende su oposición a la perspectiva calvinista, en la que considera que Dios sería autor del pecado. Wesley define un concepto que se llama “gracia preveniente”, en virtud de la cual Dios mismo capacita a cada ser humano universalmente para tener libre albedrío y vencer el “estado caído”, esto marca lo que se ha denominado como arminianismo wesleyano.

-Susana Wesley, la madre de Juan Wesley, realizaba cultos en su casa en la infancia de J.W., y lo hizo a pesar que su esposo se lo prohibió. Hay quienes estiman que es ella la verdadera fundadora del Metodismo por eso. Adicionalmente, eso explicaría la apertura a la predicación, liderazgo y servicio femenino en J.W.

-A propósito del debate del lenguaje inclusivo, el cual se ha dado en las diferentes lenguas según sus características que generan invisibilidad o inferioridad en la mujer, el autor nos presenta que J.W. alteró los artículos de fe de la Iglesia Anglicana eliminando la alusión a “hombre” para utilizar expresiones más neutrales que incluyeran a las mujeres “el cristiano” (en inglés “el cristiano” no tiene género, es neutral), también altera los artículos cuando hablan de “Padre” “Father” por “Divine Parent”, algo asi como “Padres” que en inglés incluye neutralmente la idea de padre y madre. Este libro es de 1998, y me parece interesante que en el contexto protestante esta discusión sea tan vieja.

-Wesley se interesó durante su vida por los estudios de la electricidad, la medicina, la economía, la epistemología y la filosofía, escribió incluso tratados sobre el tema. Estaba muy interesado en que los cristianos, y sobre todo los ministros cristianos fueran cultos y estudiosos en la Biblia, la cultura general, los idiomas bíblicos, y los avances científicos, y en la libertad de pensamiento y religión, además de rechazar el fanatismo, el celo partidista de las denominaciones cristianas y la intolerancia religiosa.

La imagen puede contener: océano y texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s