Evangélicos y su voz política.

En tiempos como este vale la pena preguntar ¿Cuáles han sido las preocupaciones políticas de la mayoría de las iglesias evangélicas, de la mal llamada bancada evangélica, de los autodenominados líderes y representantes de los evangélicos en los últimos años antes que la gente se aburriera de la acumulación, la desigualdad, la usura, el abuso a los trabajadores, el desamparo a los huérfanos, las viudas, los ancianos? ¿Cuál ha sido su discernimiento político y de voto? ¿Cuáles han sido los valores y las prioridades?

Pues negar la igualdad entre hombres y mujeres (feminismo o “ideología de género”), negar derechos los gays, apoyando a los candidatos que sean así, sin importarles si son guardianes del sistema de pensiones, si son de los que evaden impuestos en paraísos fiscales, si son accionistas de isapres, si trabajan con y para los dueños del agua, garantes de la contaminación y envenenamiento de la tierra, si son financiados por aquellos que acumulan, se coluden, realizan abusos por información privilegiada o son conocidos por su corrupción.

La prioridad de tantas Iglesias y tanta hermandad que ignoraron esta voz, que hacían marchas contra la igualdad de genero y no por la causa del pobre y el menesteroso, por los pensionados, por la destrucción de la tierra es evidente e innegable.

La marcha por Jesús, con banderitas del Estado de Israel, contraria a la libertad de conciencia de los que no son cristianos o tienen otras concepciones teológicas, luchando contra halloween, acompañados de grupos neonazis y de fans del sistema económico neoliberal y otras tantas luchas absurdas, son el testimonio social general de las iglesias evangélicas de cara a la opinión pública, en eso ha perdido el tiempo mientras la abuelita de la banca que venía domingo a domingo tiene una pensión de 100 lucas gastando la mitad en remedios; mientras el hermano moría de cáncer y sin atención haciendo bingos para pagar las cuentas o esperaba meses una consulta médica tardía y mala; mientras la gente pedía créditos para comprar carne o se endeudaba para pagar la matrícula. Una ética meramente genital, meramente de cama, peor aun, basada en la persecución de la conciencia ajena, la libertad ajena, ha sido la única prioridad y voz de las siempre pretendidas voces evangélicas con su también pretendida y autorrecomendada ortodoxia y autodiagnosticada sanidad doctrinal.

Tenemos responsabilidad, no endurezcamos el corazón y la mente ante ello, hemos callado la causa del pobre, la causa de nuestros propios hermanos y hermanas, nuestra prioridad y lucha, ha puesto atención 0 en las necesidades de la gente y en las injusticias y opresiones, tal como dice la Escritura. Lo advertimos muchas personas y hermanos, hoy, siendo ya tan patente, da manifiesta vergüenza saber aquello por lo que hemos luchado hasta ahora comparado con las opresiones, urgencias y necesidades de la gente de a pie.

Aun estamos a tiempo de enmendar el rumbo.

Miqueas 6:10-15 ¿Hay aún en casa del impío tesoros de impiedad, y medida escasa que es detestable? 11 ¿Daré por inocente al que tiene balanza falsa y bolsa de pesas engañosas? 12 Sus ricos se colmaron de rapiña, y sus moradores hablaron mentira, y su lengua es engañosa en su boca. 13 Por eso yo también te hice enflaquecer hiriéndote, asolándote por tus pecados. 14 Comerás, y no te saciarás, y tu abatimiento estará en medio de ti; recogerás, mas no salvarás, y lo que salvares, lo entregaré yo a la espada. 15 Sembrarás, mas no segarás; pisarás aceitunas, mas no te ungirás con el aceite; y mosto, mas no beberás el vino.

Santiago 5:1-6 ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros.4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. 5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. 6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.

La imagen puede contener: 14 personas, personas sonriendo, exterior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s