CARTA PASTORAL Primera Iglesia Evangélica Bautista de Concepción Lunes 21 de Octubre de 2019

Les compartimos esta interesante carta pastoral del pasado lunes 21 de octubre de la Primera Iglesia Evangélica Bautista de Concepción:
_________

CARTA PASTORAL

Primera Iglesia Evangélica Bautista de Concepción

Lunes 21 de Octubre de 2019

Hermanas y hermanos,

Frente a los acontecimientos de la semana pasada y hoy lunes, los pastores de la Primera Iglesia Evangélica Bautista de Concepción creemos importante subrayar y aconsejar:

1. Que nuestra primera tarea cristiana es orar y actuar como constructores de paz en nuestros vecindarios y comunidades, como dice la palabra de Jesús “bienaventurados los pacificadores”, Mateo 5:9; consecuentemente, nosotros rechazamos y no respaldamos ni participamos de saqueos, violencias ni desmanes callejeros;

2. En la tarea interna de la congregación, aconsejamos suspender toda reunión que se superponga con horarios del toque de queda, orden que acatamos como ciudadanos; por lo mismo, cada Misión, grupo de estudios bíblicos de hogares y organización de la iglesia modificarán sus horarios o pospondrán sus reuniones; sin embargo, pase lo que pase no cancelaremos el culto Dominical;

3. Como iglesia no participaremos de marchas ni manifestaciones públicas, pero respetamos a los miembros/as que tienen legítimo derecho a adherir según sus libres convicciones a lo que consideren necesario, dentro de lo que nuestro marco legal nos permite;

4. Agradecemos y respaldamos la Carta Abierta del Presidente de UBACH, y pedimos a nuestros hermanos y hermanas leerla y dejarse guiar por ella;

5. Como pastores creemos que los cristianos/as no debemos callar ante las corrupciones, los abusos en la salud, listas de espera, licencias médicas, altos precios de medicinas, pensiones miserables, aumentos arbitrarios de tarifas de los consumos, contaminación, endeudamiento, comercio clandestino de drogas y alcohol, violencia doméstica, atropellos a los derechos de las mujeres, agravios a los pueblos originarios, injusticias y desigualdades;

6. Creemos que a la base del descontento social está el hecho de que como ciudadanos todos y todas aspiramos a una mejor distribución económica (tenemos la peor de la OCDE), a mejores prestaciones de servicios básicos (salud y otros servicios en general), a un mejor sistema educacional, a que el sistema judicial aplique justicia para todos y todas y sin parcialidades, y a que la política sea considerada como un real servicio público, en pos de las personas, y no para sacar pequeños beneficios personales o partidistas;

7. No creemos que la tarea de la iglesia sea pronunciarse, ni explícita ni implícitamente, sobre cuál es el mejor sistema de gobierno y económico para nuestro país. Sabemos que la Biblia condena la corrupción, el abuso de poder de las autoridades, el aprovechamiento de unos contra otros, la usura, la idolatría, y el amor al dinero. Sin embargo, también sabemos que ella no nos impone un sistema político o económico en particular. En una sociedad de corte democrático y abierto, esto queda a las convicciones personales.

8. En este contexto, afirmamos que existen serias incompatibilidades e inhabilidades entre ejercer como pastores de una iglesia y en paralelo ser una autoridad política, o funcionario de un poder político o miembro de un partido, cualquiera sea éste. Por esto, dado que hay conocidos pastores en nuestra región que mantienen esta dualidad, les exhortamos a decidirse por una u otra función, antes de hacer daño a las iglesias y al pueblo evangélico.

9. En cuanto a nuestras autoridades, solicitamos, conforme a nuestros derechos, al Sr. Intendente Giacaman, al Sr. Gobernador Contreras, y al Sr. Alcalde Ortiz, que dejen de lado diferencias de partido, que trabajen unidos para ayudar a solucionar, que eviten lenguajes descalificatorios, que no tengan miedo de pronunciar palabras de empatía con las urgencias de la gente, se alejen de los poderes fácticos de corrupción, y se pongan de lado del interés y bienestar común de la ciudadanía.

10. Por nuestra parte, nosotros como iglesia nos exhortamos y cooperaremos con el movimiento ciudadano y las autoridades siendo proactivos en: orar por paz, escribir a los medios de comunicación nuestras opiniones, cooperar en tareas de bienestar ciudadano en cada vecindario, ayudar con nuestros autos (quienes lo tienen) a trasladar personas en las calles cuando falte locomoción, cuidar las basuras para no ensuciar sus barrios, participar en las reuniones de las juntas de vecinos para ser catalizadores de paz, conservar la calma, ayudar a que nuestros hijos y familias tengan tranquilidad, conversar en casa estos temas para educar lo ciudadano, pagar nuestros impuestos, ahorrar agua, ayudarnos unos a otros cuando algún hermano o vecino necesite alguna ayuda, compartir alimentos con quién necesite, comunicar a la iglesia situaciones especiales de los adultos mayores que estén en dificultades, acompañar a los inmigrantes para darles confianza y ayudarles en lo que ellos necesiten, y orar plegarias al Señor por sabiduría para las autoridades y para los líderes sociales.

Fraternalmente en el Señor Dios de la historia,

Pastores Josué Fonseca, Pr. Marcelo Olate y Pr. Fredy Villarroel.

Primera Iglesia Evangélica Bautista de Concepción.

Primera Iglesia Evangélica Bautista
Salas 1019,
Concepción
http://www.piebc.com

La imagen puede contener: texto
La imagen puede contener: texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s