Recordando al pastor José Matías Ñanco en tiempos de represión y violencia estatal.

El 31 de octubre de 1973 en Maikijawe, comunidad Lafkenche de San José de Mariquinal, el pastor pentecostal José Matías Ñanco fue asesinado y luego desparecido su cuerpo cuando intentó detener las torturas, asesinatos y desapariciones que estaba realizando el ejército en su comunidad diciendo que Dios no permitía el asesinato sino la vida.

En la foto, su tumba simbólica emplazada en la zona donde se desangró.

Ante tantas noticias y denuncias que hemos recibido se abusos, drsproporcionalidad, represión, torturas, gente desaparecida, y muertos a manos de los militares, el testimonio del pastor Ñanco y su valentía para defender la vida en serio debe estar presente.

“Violar los derechos humanos es algo que Dios no soporta. Maltratar a los prisioneros o no darles un juicio justo, es algo que Dios no aprueba..” Lamentaciones 3:34-36, Biblia TLA.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, árbol, cielo, planta, exterior y naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s