DECLARACIÓN DEL CONSEJO DE PASTORES EVANGÉLICOS DE TEMUCO Y PADRE LAS CASAS de 27 de octubre de 2019

DECLARACIÓN DEL CONSEJO DE PASTORES EVANGÉLICOS DE TEMUCO Y PADRE LAS CASAS

El Consejo de pastores de Temuco y Padre las Casas, frente a todos los acontecimientos que están ocurriendo en nuestro país y particularmente en nuestra región por el descontento social general que afecta a la gran mayoría de los chilenos en el área de la salud, bajas pensiones, sistema educacional deficiente, precios de medicamentos exagerados, seguir postergando la situación de los pueblos originarios, y un sistema político que no está a la altura de las necesidades, entre otras, declaramos lo siguiente:

1.- En cuanto a los fallecimientos ocurridos durante este tiempo, les entregamos a las familias afectadas nuestras sinceras condolencias y comprometemos nuestras oraciones para que Dios les de paz frente a este dolor. Oramos también por todos los heridos y rogamos por su pronta recuperación

2.- Rechazamos todas las acciones de violencia que se han producido en los diversos sectores, no estamos de acuerdo en nada con aquellos que se aprovechan de esta situación contingente para delinquir, robar y destruir los bienes públicos. Hacemos un llamado a las autoridades y a las fuerzas armadas y de orden a velar por los derechos humanos de las personas, evitando el empleo del uso excesivo de la fuerza, considerando que, desde nuestra perspectiva bíblica, la vida de toda persona es lo más sagrado y todo lo que atente en contra de ella, vulnera ese precioso don de Dios.

3.- Reconocemos que estamos en una grave crisis social y política, en este contexto, creemos que una crisis es a la vez una oportunidad para que todos los poderes del estado, el gobierno, la clase política y los grandes empresarios, en primer lugar, pidan perdón al país por todas las injusticias y, en segundo lugar, busquen el diálogo con sentido de acción y se vuelvan a conectar con la gente, y con sus reales necesidades.

 Es una oportunidad para que el gobierno reflexione y comiencen a gobernar para todos los chilenos y no solo para una minoría, para la gente que tiene el dinero.

 Hacemos un llamado a todas las autoridades para que se den cuenta de cuáles son las verdaderas necesidades de las personas, y legislen para que haya sueldos dignos (éticos), jubilaciones acordes a todos los años de servicio, una educación de calidad y al alcance de todos, para que haya un sistema de salud más ágil y no se tenga que esperar años para una operación y otras atenciones.

 Que la clase política termine de una vez por todas con acusaciones cruzadas y partidistas y se dediquen a trabajar por las necesidades de todas las personas porque todos merecemos tratos dignos en todas las etapas de nuestras vidas.

 También es una oportunidad para que apliquen la regla de oro dejada por el autor de la vida Jesús, quien dijo: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” (Mateo 7:12). No basta con nombrar a Dios o iniciar las sesiones en el nombre de Dios, hay que aplicar los principios de la Biblia para tener gobiernos justos, sencillamente porque Dios es justo.

4.- Como iglesias evangélicas también pedimos perdón primeramente a Dios nuestro creador y Redentor por no cumplir con las demandas de ser luz y sal en nuestra sociedad, pedimos perdón a la gente por haber dejado de predicar el evangelio, pedimos perdón por haber callado y no haber denunciado a tiempo todas las injusticias a las cuales ha sido sometido el pueblo chileno en todos los puntos mencionados arriba, y otros tantos más.

5.- Es también una oportunidad para que la iglesia que ha sido dotada por un poder superior al del estado, el poder del Espíritu Santo salga de su comodidad y vuelva a la calle a predicar el evangelio redentor, sanador, y restaurador de nuestro Señor Jesucristo, pues su evangelio es transversal para todas las personas. Es una oportunidad para que la iglesia defienda con base bíblica todo aquel que demande razón de nuestra esperanza que hay entre nosotros. Es una oportunidad para no dejarnos amedrentar por aquellos que, con todos los acuerdos y pactos que se están haciendo, pretenden matar a Jesucristo de la mente y del corazón de quienes le seguimos.

Finalmente hacemos un llamado a la iglesia a seguir orando sin cesar y a predicar el evangelio del Reino con mayor riqueza bíblica, y doctrinal pues el “Reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo” (Romanos 14:17)

Pr. Edgardo Salamanca M.

Consejo de Pastores Temuco
Temuco, 27 de octubre de 2019

La imagen puede contener: texto
La imagen puede contener: texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s