El mal uso de Romanos 13:1-5 en estos días de protesta.

Muchas son las voces que han tratado de inhibir a la hermandad a manifestarse pacíficamente por sus derechos y por la justicia a los menesterosos utilizando pasajes como Romanos 13, poniendo de esa manera ropajes de piedad a su deseo de preservar todo como está.

Lo primero que hay que decir es que incluso si este pasaje pudiera significar que nunca jamás se puede desobedecer a un gobernante, todo está construido sobre una falacia: manifestarte pacíficamente, sin permiso y previo y sin armas, por ejemplo, marchando o tocando tu cacerola, exigiendo justicia en el país no está prohibido, es un derecho de acuerdo con nuestra Constitución en su artículo 19 N°12, N°13, y N°14, que regulan derecho a la libertad de expresion, reunión y derecho a la petición. Aunque a un gobernante eso le pueda doler de cara a las encuestas, en ninguna manera hacer esto es desobediencia a la autoridad.

De esta manera, no existe desobediencia a ley alguna, recordando que en nuestro Estado quien manda es la ley, eso se llama principio de legalidad, y el gobernante está sujeto a él aunque no le guste.

Con eso se acaba toda la discusión. No hay ninguna desobediencia en reunirte, expresarte, manifestarte y hacer con ello peticiones a la autoridad.

Ahora bien, la interpretación doctrinal que se pretende con ese pasaje, en la que un cristiano estaría obligado a obedecer a un gobernante siempre, tampoco es bíblicamente correcta. Los propios apóstoles desobedecieron a la autoridad diciendo que “era mejor obedecer a Dios antes que a los hombres”, de manera que uno puede apelar a su conciencia para ver si estima conveniente obedecer o no a un gobernante, aquello implica por supuesto estar dispuesto a enfrentar las consecuencias de tu desobediencia, incluso si las consideras injustas (esta doctrina se conoce como desobediencia civil, leer al hermano Henry Thoreau, que la practicó en objeción a la guerra y la esclavitud en USA).

Con todo, en el pasaje de Romanos 13 se observa que las autoridades son puestas con una función, “están para infundir temor al que hace el mal.” si ellos en realidad estan infundiendo temor en quienes hacen el bien y son ellos mimos quines hacen el mal, entonces incumplen su función y ya no son “servidores de Dios” y su autoridad no emana por ende de Dios. De esta manera uno no entra en pecado si tiene la contradicción de desobedecer a una autoridad que te ordena hacer algo que en tu conciencia creea Dios te prohibe.

Así lo entendieron los primeros cristianos de la Iglesia primitiva que, contra las ordenes de las autoridades en torno a que no predicaran, predicaban igual (Hechos 5:29); y en torno a la orden de la autoridad de reconocer que Cesar era el Hijo de Dios, decían no, Cristo el que murió en el madero es el Hijo de Dios, y se negaban a rendir adoración a César. Así lo entendieron también los cristianos de la iglesia primitiva que se metieron, de acuerdo con los historiadores, en muchos problemas por no querer aplicar la pena de muerte que ordenaba la ley romana, por considerarlo contraria a la enseñanza de amor de Jesús.

A los gobernantes se les debe obediencia, pero la misma es relativa, no absoluta, al único que se le debe obediencia total es a Dios, y los gobernantes hombres son y no dioses. Esa es la idea que está detrás de pasajes así.

La desobediencia a una autoridad que se considera injusta es algo que ya practicaron Daniel, Sadrac, Mesac y Abednego en Babilonia; la manifestación a un Rey para liberar de cadenas de opresión e injusticia ya lo practicó Moisés (Éxodo) y la gran reina Ester. El llamado a los soldados (policías romanos) a no oprimir, ni abusar de su poder y no tomar cohecho ya lo practicó Juan el Bautista (Lucas 3:14); referirse duramente a un gobernante o no obedecer a lo que pide ya se observa en la actitud de Jesús ante Herodes y ante Pilatos; el reprender a los gobernantes y reyes por su injusticia contra los pobres, por oprimir, por favorecer al rico y al poderoso, por abusar del poder, se observa en todos los profetas bíblicos. Los apóstoles desobedecieron a las autoridades y fueron por ello perseguidos y sancionados, no fueron pecadores por ello, pero enfrentaron las consecuencias de su desobediencia civil.

Así dijo Isaías: !Ay de los que dictan leyes injustas, y prescriben tiranía, 2 para apartar del juicio a los pobres, y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas, y robar a los huérfanos!

Así dijo Miqueas: Miqueas 2:1-2 ¡Ay de los que solo piensan en el mal, y aun acostados hacen planes malvados! En cuanto amanece, los llevan a cabo porque tienen el poder en sus manos. Codician campos, y se apropian de ellos; casas, y de ellas se adueñan. Oprimen al varón y a su familia, al hombre y a su propiedad.

Así dijo Zacarías a los reyes de Israel, hablando sobre el verdadero ayuno: 7:9 Así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano; 10 no oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre; ni ninguno piense mal en su corazón contra su hermano.

Así dijo Sofonías 3:1 Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora!… 3 Sus príncipes en medio de ella son leones rugientes; sus jueces, lobos nocturnos que no dejan hueso para la mañana.

Así denuncio el Salmista en el 94:20 “¿Se juntará contigo el trono de iniquidades Que hace agravio bajo forma de ley? 21 Se juntan contra la vida del justo, Y condenan la sangre inocente. Y así confrontó en el Salmo 58 “Ustedes los jueces ¿en verdad hacen justicia? Ustedes, simples mortales, ¿juzgan con rectitud? Más bien, en su corazón urden hacer el mal, y luego actúan con violencia en la tierra.

Así dijo Ezequiel 45:9 `Así dice el Señor DIOS: `Basta ya, príncipes de Israel; dejad la violencia y la destrucción, y practicad el derecho y la justicia. Acabad con las extorsiones que hacéis a mi pueblo’–declara el Señor DIOS.

Así dio Miqueas 3:1: dije: Oíd ahora, jefes de Jacob y gobernantes de la casa de Israel. ¿No corresponde a vosotros conocer la justicia?

No tengan más culpa ni miedo entonces de que lo que están haciendo es pecado porque desobedece a la autoridad, primero porque no hay ninguna desobediencia en marchar, expresarte, y hacer peticiones a la autoridad, al contrario, la autoridad, que es la ley, te faculta para ello; segundo, porque la autoridad de un gobernante es relativa no absoluta, el cristiano puede desobedecerla si estima va contra su conciencia, aunque debe estar dispuesto a cargar con las consecuencias de esa desobediencia de acuerdo con las leyes.

En realidad, siéntanse pecadores si no están abogando por la causa de los pobres, sea marchando o de cualquier otra manera que es eso posible: por ejemplo votando, haciendo lobby, dirigiendo cartas y peticiones a la autoridad, yendo al Congreso Nacional, porque así ordena la Escritura: Proverbios 29:7 El justo hace suya la causa de los pobres; de esto el impio no entiende nada; y Proverbios 31:9 Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende los derechos del afligido y del necesitado.

La falta de una iglesia que hable por los oprimidos y la de los gobernantes fue la que hizo que en Estados Unidos la iglesia blanca mayoritariamente no ayudara a la iglesia negra a liberar a los estadounidenses de color, e incluso apoyara la segregación racial, haciendo del día domingo el día más segregado de todos. La falta de una iglesia que hablara por los que padecen violencia fue la que hizo que en Alemania la mayor parte de los cristianos no abogara por los judíos, homosexuales, testigos de Jehová, comunistas y polacos que Hitler asesinó, y que fuera un reducto muy pequeño de pastores como Dietrich Bonhoeffer o Karl Barth, a través de la Iglesia Confesante, que lucharon contra el fascismo nazi, Bonhoeffer de hecho intentó matar a Hitler y fue sorprendido y condenado por ello.

Que no te detengan por medio de una artimaña, la Escritura demanda a sus hijos denunciar la injusticia y luchar por los derechos del pobre y el violentado.
____
Cuento aparte es que -en realidad- la mayoría de los que estos días están citando Romanos 13, bien dispuestos que han estado a hacer lobby y marchas para evitar la Circular del SII que quiere cobrar impuestos a los pastores (aunque Romanos 13 es bien claro con que “al que tributo, tributo”); y bien dispuestos que han estado a marchar contra leyes desde la intolerancia religiosa contra la libertad de conciencia de las minorías sexuales; bien dispuestos estuvieron a funar a una presidenta, y bien celebraron que hace más de 40 años un general se rebelara contra la autoridad, el presidente, y bombardeara la Moneda y cerrara el parlamento por 17 años, aunque eso fue una manifiesta desobediencia a la autoridad. Y es que en realidad, quienes predican Romanos 13 por estos días como absoluto lo hacen cuando es conveniente para ellos, pero cuando no les gusta a ellos un gobierno, allí se acuerdan de Hechos 5:29.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, multitud y exterior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s