La contradicción del discurso pro-vida y pro-represión.

Recuerde, un cristiano siempre debe dar au apoyo a políticos pro balas, digo pro vidas.

No son pro vidas si admiran a la DINA.

No son pro vida si trabajaron en la CNI

No son pro vida si llaman rencor a la verdad y justicia por nuestros muertos.

No son pro vida si aplauden largamente a los ministros que ordenaron matar a la gente.

No son pro vida si no aprueban investigar los asesinatos y violencia policial como hizo Leonidas Romero.

No son pro vida si creen que sa lícito matar a alguien porque tira una piedra o se roba una tele. Eso no es creer en la vida siempre, eso es ser pro orden, pro propiedad, pero no pro vida.

No son pro vida si callan ante la violencia de manifestantes pacíficos como la que hemoa visto.

Mucho menos pro familia, ¿acaso hay algo más antifamilia que matar o torturar a un padre, a un hijo, a un hermano o violar a una madre, hija o hermana? Y decirle a su familia que algo habran echo, que se callen, que no importa, que no eran inocentes, que no sean rencorosos.

Los evangélicos que por causas morales realcionadas con un discurso “pro vida” unieron su fe con el proyecto político del gobierno ¿seguirán apoyando, trabajando, y ganando dinero en el Gobierno que declaró la guerra a su gente y hoy es responsable de muertes, represión, torturas, desproporcionales lesiones y abusos?

La imagen puede contener: 2 personas, meme y texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s