Senador Moreira, de los mentirosos no es el Reino de los Cielos.

De los mentirosos no es el reino de los cielos, mentir es pecado.

-Es mentira que los evangélicos vayamos a votar que no a la Nueva Constitución, puede ser la opción de algunos, lo que es válido, pero no es cierto que eso es lo que vayamos a hacer los evangélicos.

-El señor Moreira miente a la ciudadanía cuando se atribuye la representación de los evangélicos, no la tiene, ningún organismo en Chile la tiene, y cualquiera que se la atribuya, miente.

-No es cierto que Dios está en la Constitución, no está en parte alguna, y no es el propósito de una Constitución ser un instrumento evangelístico o una herramienta de una religión particular. Fuimos los evangélicos y protestantes que abogamos por años para separar la Iglesia del Estado y promover el Estado Laico, obteniendo una gran victoria en la Constitución de 1925 cuando eso se hizo ley. La separación Iglesia y Estado es una doctrina clave para la libertad de conciencia, la independencia de las Iglesias y los derechos de las minorías religiosas.

-La gente se ha manifestado para eliminar el neoliberalismo de nuestra Constitución (es decir eliminar la privatización de nuestros recursos y bienes comunes, acabar con doctrina de impuestos + bajos a los + ricos, dejar de entregar seguridad social a empresas privadas con fines de lucro como AFP e ISAPRES), proteger derecho a la educación en serio, derecho a la salud en serio, y a la vida digna y otras disposiciones tales que técnicamentes podemos llamar como el centralismo, el hiperpresidencialismo, la cosificación de las concesiones mineras y de los derechos de agua, la desprotección de algunos derechos fundamentales reconocidos pero no protegidos, la ausencia de reconocimiento de los pueblos originarios, o las estructuras que privan de independencia a los Poderes del Estado y generan corrupción. Ninguna de esas implican eliminar a Dios, al contrario, muchas de ellas se asocian o son asociables a valores cristianos aplicables a la convivencia democrática. Dios no es el neoliberalismo, ni la corrupción política amparada por nuestra CPR. Es mentira decir que se trata de otra cosa como por ejemplo eliminar la libertad de conciencia, de eso no se trata la marcha, ni nadie sostiene dicha postura en nuestro país.

¿Ustedes saben por qué Moreira reveló recién el 2013 que era evangélico? Porque según él señaló temía que lo discriminaran en la UDI ¿por qué? Porque el conservadurismo católico siempre ha discriminado a los evangélicos, ellos siempre negaron nuestros derechos como minoría religiosa, hoy nos usan como punta de lanza para sus propuestas ultramontanas.

Lo otro que es pecado, es el cohecho, aunque se le llame raspar la olla, o con la sutileza periodística del financiamiento irregular de la política.

La imagen puede contener: 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s