Aniversario muerte de Adela Gómez

Un 1 de diciembre, pero de 1972, fallecía la gran Adela Gómez, chilena, estrecha colaboradora del Pastor Hoover (fundador de la Iglesia Metodista Pentecostal y la Iglesia Evangélica Pentecostal).

Estuvo a cargo de la evangelización en el norte de Chile para la IMP y tras el cisma, para la IEP (oficinas salitreras de Buenaventura y Alianza), alcanzando el grado de Diaconisa en 1930, esto es, el equivalente a pastora ordenada (su esposo no era creyente), estando a cargo ella por sí misma de la iglesia como obrera, enseñadora y misionera.

Esta calidad de lidereza pentecostal no fue sin luchas, pero el visionario y vanguardista apoyo de Hoover le permitieron trabajar igualmente “a pesar de ser mujer”. De hecho, mantuvo una relación de profunda amistad con el pastor Hoover a quien estimaba profundamente como Pastor por su apoyo espiritual y a su trabajo.

Ella señalaría en la revista Fuego de Pentecostés número 95 de 1936 a propósito del fallecimiento de Hoover que: “sus enseñanzas me han formado una mujer fuerte en el Espíritu. Con su avuda puedo apacentar y guiar el rebaño en estas regiones, con la mano firme en el arado, sembrando la Palabra de Dios entre sufrimientos y gozo, como aprendí de mi querido e inolvidable Pastor.”.

De hecho, en esa carta señalaría como Hoover la apoyó y legitimó en su liderazgo eclesiástico diciendo que en una visita que él realizó a su trabajo en la Oficina Chacabuco en el Norte, le dijo “hermana, haga cuenta que yo no estoy presente, dirija Ud. la Escuela”. Obedecí con lágrimas: en mis ojos. Era su agrado escuchar de sus hijos espirituales las lecciones y experiencias alcanzadas en el trabajo del Señor. Aunque era Maestro, era también discípulo. ¡Había aprendido de Jesús!”.

En EOC queremos rescatar y honrar su memoria, como pastora pentecostal, enseñadora y maestra, y apoyar en sororidad a todas las mujeres pentecostales, para que su labor litúrgica deje de ser pasar la ofrenda, y vuelva a ser lo que fue en Adela y otras grandes obreras, tal como dice Hechos y Joel:

“Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros HIJOS y vuestras HIJAS profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto SOBRE MIS SIERVOS Y SOBRE MIS SIERVAS en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

Lectura recomendada sobre las mujeres pentecostales: “Haciendo memoria de líderes religiosas olvidadas: El reconocimiento póstumo del trabajo de las pastoras en el pentecostalismo chileno.” De Miguel Ángel Mansilla y Luis Orellana: http://www.scielo.org.ar/scielo.php…

La imagen puede contener: 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s