Natalicio del obispo Isaías Gutierrez

Un día como hoy, 9 de diciembre, pero de 1928 nacia en Curanilahue, el fallecido obispo, pastor, predicador metodista y destacado defensor de los DD.HH Isaías Gutierrez.

En 1955 comenzó su carrera ministerial, de regreso de Buenos Aires, donde fue estudiante de ISEDET, lugar donde egresó de Bachiller en Teología. En 1956 fue ordenado diácono y en 1958 presbítero por la Conferencia Anual de la Iglesia Metodista Episcopal. Sus pastorados fueron en Quillota, La Cruz, Iquique, San Pablo (Ñuñoa), Primera y Segunda Iglesia de Santiago. En su edad de jubilación, fue pastor adscrito de la Primera Iglesia de Santiago y La Florida.

Le correspondió desarrollar su función episcopal en un periodo crítico de la historia de Chile, entre 1981 y 1989. En el diario “Las Últimas Noticias”, del 30 de Agosto de 1983, aparece la declaración pública de la Iglesia Metodista de Chile, liderada por el Obispo Gutiérrez, la cual afirmaba “La Iglesia Metodista de Chile, no puede guardar silencio ante la grave situación de virtual enfrentamiento que vive nuestra nación”, definiendo así el contexto de crisis que vivía el país. Al año siguiente, la iglesia declaró ocho puntos, en el contexto de su Asamblea General: “el derecho de igualdad de oportunidad; el derecho al trabajo y a un salario digno; la implantación de la democracia, el derecho a la libre expresión y el derecho a discernir; la defensa de la familia, su integridad y su unidad; el rechazo a todo tipo de violencia, tanto el terrorismo como la tortura; un llamado a la paz y en contra del armamentismo”.

Esta época es el momento donde se agudiza un clima ecuménico y un trabajo solidario entre las iglesias cristianas. Surge el Comité Pro – Paz, la Confraternidad Cristiana de Iglesias, las declaraciones públicas sobre la contingencia y las cartas en favor de los derechos humanos, y la constitución del CLAI.

Asimismo Gutiérrez y la junta General de la Iglesia Metodista denunció en El Mercurio en 1983 actos de violencia policial hacia miembros de la iglesia e incluso daños a templos evangélicos y católicos por parte de las fuerzas de orden (carabineros). Ese mismo año participó de actos y declaraciones por los exiliados políticos.

La figura del Obispo Gutiérrez trascendió los umbrales de la Iglesia Metodista chilena, fue Secretario General de la Sociedad Bíblica Chilena, presidente del Directorio de la Comunidad Teológica Evangélica, fue parte del directorio de la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (que salvó miles de vidas en dictadura), presidente del Consejo de Iglesias Metodistas de América Latina y el Caribe y parte de la mesa ejecutiva del Concejo Mundial Metodista. Fue Obispo de la Iglesia Metodista de Chile entre 1981 y 1989.

Fue también uno de los firmantes de la famosa carta abierta a Pinochet donde abogaba por la democracia y el fin a la represión.

En una entrevista dada el 2009, él menciona: “La mayor satisfacción es haber sido fortalecido por el Señor para levantar mi voz en tiempos de crisis, cuando denunciar las injusticias era prácticamente una ofensa a las autoridades de turno….haber sido fiel a Jesucristo me da un sentido de no haber vivido en vano y estrechamente ligado a eso, tener el reconocimiento de personalidades y entidades a nivel nacional e internacional”

Recibió, de parte del “Servicio Paz y Justicia”, la distinción Oscar Arnulfo Romero y diversos reconocimientos del mundo político una vez recuperada la democracia por su trabajo en el ámbito de los derechos humanos.

El Obispo (H) Isaías Gutiérrez falleció en el Valle del Elqui, el día 14 de abril del 2013, a la edad de 85 años.

En la foto (de negro) con el obispo metodista argentino Federico Pagura, otro destacado predicador y activista por los DDHH, ambos también realizaron un fuerte trabajo de oración y declaraciones pro paz en tiempos de beligerancia militar entre Chile y Argentina en los años 80. Esta fotografía fue tomada por Florrie Snow.

“Tenemos cerca de dos mil niños de extrema pobreza que estamos atendiendo. Luchamos porque nuestros comedores, además de dar alimentos, entreguen formación escolar y formación para los padres. La obligación de todo cristiano es no sólo luchar para llevar gente al cielo, sino que traer a muchos del cielo a la tierra.” 1981

“No podemos cerrar los ojos ante la cesantía, la falta de recursos que afectan a la gran mayoría de los chilenos. Creo que la nuestra es un nación privilegiada de acuerdo a sus recursos naturales. Para que la justicia y el bienestar se den, anhelamos podamos ir buscando juntos la forma de hacer posible que tales recursos lleguen a todas las personas”. 1983.

“Confiamos que se den pronto las condiciones que aseguren a cada chileno el derecho de vivir en su tierra natal”. Publicado en 1983 en el Mercurio, luego de participar en un culto con bancas vacías en honor a los exiliados.

“Creo que una de las formas más nefastas del cristianismo es guardar silencio cuando hay sufrimiento alrededor” (1985).

“COMO LOS PROFETAS DE ANTAÑO, NO PONEMOS EN DUDA EL PODER DE LOS GOBERNANTES PERO CONSIDERAMOS NUESTRO DEBER ENROSTRAR TODO PROCEDER QUE ATENTE CONTRA LA VIDA DE CADA SER HUMANO” Obispo Gutiérrez, 1984.

Fuentes:

OSSA, M. (1999) Iglesias Evangélicas y Derechos Humanos en Tiempos de dictadura. Ediciones Diego de Medellín.

Varios Autores (1989) En el Chile que nos tocó vivir y testificar: Años 1981 – 1988. Ediciones CIEMAL.

Varios Autores (2013) Boletín Vida y Misión – Iglesia Metodista de Chile. Ediciones Metodistas.

Pd: Agradecemos al teólogo y pastor metodista Miguel Ulloa por la referencia

La imagen puede contener: 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s