La Serpiente y Navidad, por Ulises Oyarzún

Dentro de los muchos mitos sobre Apolos, hijo de Zeus y Leto.
Se cuenta que Hera, furiosa por la belleza de Leto, ordena que la temible serpiente antigua llamada “Pitón”, mate a la muchacha, quien vivió durante años huyendo del asedio de la diosa furiosa.

Cuando Pitón encuentra a la indefensa Leto en una isla perdida, la acorrala, pero no se percató que su hijo, el gran Apolo, sosteniendo en sus manos el arco que le había regalado Hefesto, pudo vencer a la temible serpiente inmemorial.
Apolo, el dios relacionado con el sol, con La Luz en su esplendor, el eterno joven que en una mano lleva su arco y en la otra la lira.

Augusto César gobernaba como único regente absoluto sobre el imperio Romano y varios escritores señalaban que él al igual que Apolo, era El Salvador del mundo y del caos.
De hecho, el mismo Augusto César permitió en vida, que en varias inscripciones se le llamara a él “Hijo de Apolo”.
Algunos poetas entusiasmados, exaltaban tanto a Augusto Cesar al punto de decir, que al igual que Apolo, mirarlo a los ojos, era tan insoportable para un mortal, como mirar el sol en su cenit.

Es curioso, porque luego de Augusto, varios emperadores se hacían llamar dentro de muchas cosas, “hijo de Apolo”. O en el caso de Nerón, que en 4 altares de Ática, es mencionado de esta manera.

“Autocrator Neron César Augusto; el nuevo Apolo”

Juan de Patmos, escribe un relato de “Navidad” muy diferente a los evangelios de Lucas y Mateo.
Pone en escena a una joven perseguida por un gran dragón, que le denomina “La serpiente antigua”, también conocido como “satanás” (Ap.12:9).

Esta serpiente tiene como misión devorar al pequeño tan pronto nazca, pues este pequeño será un varón que “regirá con vara de hierro las naciones” (Ap.12:5)

Hay una gran batalla en el cielo, un gigante de Dios, Miguel, junto a un ejercito de ángeles expulsan del cielo a esta serpiente antigua junto a una “tercera parte de las estrellas” (Ap. 12:4)

Impotente y llena de ira, la serpiente irá a hacer guerra contra los descendientes de la mujer.
Y la estrategia para arremeter contra su descendencia, es dar vida a otras dos bestias.
Una de ellas, tiene “siete cabezas y diez cuernos” (AP.13.1)
Luego, más adelante, aparece una mujer voluptuosa sobre la misma bestia, una mujer saturada en lujos y emborrachada de la sangre de los mártires (Ap.17:1).

El ángel le revela a Juan el misterio de estas visiones.
Esa bestia que tiene siete cuernos, son los montes desde donde se asienta la mujer, es decir, la ciudad.
Es Roma, pero específicamente, el Imperio Romano y el culto al Emperador que asediaba a las comunidades cristianas perseguidas.

El giro que hace Juan es provocador.
El imperio Romano es una bestia asesina.
Ningún Emperador, ha sido hijo de Apolo, sino Hijo de “Pitón”, la serpiente caótica que está plantada en la tierra para provocar caos y muerte.

Y el único hijo de Dios, cuyo rostro brilla como el sol resplandeciente en toda su fuerza, es Jesús el Cristo (Ap.1:16)
Él, la “Estrella resplandeciente de la Mañana” (Ap.22:16).
El único con el poder de llevar a la humanidad y la creación toda a un nuevo amanecer.

La Navidad descrita por Juan, nos hace pensar hoy en aquellos lideres, gobiernos y sistemas, que se han parado sobre la tierra con la intención mesiánica de abrogarse la justicia, el bien y la prosperidad. Pero que terminan siendo “bestias” embriagadas de poder, que no sirven a su gente, sino que se han servido de ellos para seguir engordando y emborrachándose en la sangre de miles de inocentes.

La Navidad de Juan nos abre los ojos, y ver que cuanto más grandiosas son las promesas de algunos que gobiernan, más oscuras son sus intenciones.
Y tener el discernimiento, para ver detrás de tanto “mesías” hijo de “Apolo”, al verdadero espíritu que los mueve, la “culebra” ponzoñosa llamada satanás.

La imagen puede contener: texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s