[Aniversario Voto femenino] [Paridad]

Hoy a apenas 71 años de que las mujeres obtuvieran el derecho al sufragio en Chile, saludamos a todas las mujeres que lucharon y siguen luchando por alcanzar la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

Y como página canuta creemos pertinente recordar a dos hermanas en la fe que lucharon por esto, se trata de dos hemanas que pertenecieron a la Iglesia Metodista Episcopal (hoy Iglesia Metodista de Chile): la gran María Aguirre Aguilar (1897-1983) y la gran Graciela Contreras Barrenechea (1895-1974) también conocida como “Graciela Contreras de Schnake”. Es decir, dos canutas feministas históricas.

María Aguirre Aguilar recibió su fe cristiana evangélica metodista de su madre, Edelmira Adelaida Aguilar Veliz. Entre 1924 y 1925 trabajó en la Segunda Iglesia Metodista de Santiago, cerca de familias que vivían en conventillos, en situaciones inhumanas, y comenzó una obra social para ayudar a esas familias, así fue como ingresó en 1926 a la Institución Sweet de Obra Social de la Iglesia Metodista, y junto a la hermana Raquel Burgos abrieron un comedor popular, un centro abierto para mujeres denominado “Casa de la Amistad” y una cooperativa con duchas calientes para la gente y un kínder para los niños.

Entre 1930 y 1934 fue elegida presidenta de la Federación Femenina Metodista de Chile; y repitió entre los años 1945 y 1946. Los ejes de su gestión fueron: “Promoción de la condición social y económica de la mujer, en condiciones de igualdad con los hombres de la Iglesia; Educación de la infancia y juventud metodista, por medio de las escuelas cristianas de vacaciones e institutos de la juventud metodista; la lucha por la dignificación de los sectores sociales más pobres, promocionando el trabajo social de las mujeres y jóvenes metodistas, como parte de su trabajo evangelístico; y la promoción del pacifismo y antimilitarismo en el seno de la Iglesia. El antimilitarismo fue muy importante para ella, pues envió una carta a Arturo Alessandri Palma ya que este había dictado un decreto para la enseñanza obligatoria de disciplina y valores militares en las escuelas públicas, así que movilizó a miles de mujeres metodistas y evangélicas en contra de ello. Incluso se manifestó contra la guerra del Chaco entre Perú y Bolivia, contra el nazismo previo a la Segunda Guerra Mundial, y llegó a apoyar activamente a quienes sufrían la guerra civil española, realizando recolección de recursos para los españoles evangélicos perseguidos por el fascismo franquista.

Organizó también la primera convención femenina evangélica, en donde participaron mujeres de todas las iglesias evangélicas existentes en Chile, presbiterianas, metodistas, adventistas, pentecostales, salvacionistas, etc. Se realizó en Santiago, entre los días 28 de febrero y 3 de marzo de 1935. Fue Directora del Seminario Metodista y escribió y dirigió revistas cristianas.

En el año 1935 María Aguirre Aguilar entró a militar al recién creado Movimiento Pro Emancipación de la Mujer (MEMCH), organización política feminista chilena creada por la abogada Elena Caffarena, que tenía como propósito luchar por los derechos civiles y políticos de la mujer, también trabajó junto a la feminista Amanda Labarca siendo una muy cercana amiga y llegó a ser Vice Presidenta de la Federación Chilena de Instituciones Femeninas FECHIF, donde dieron la incansable lucha por el sufragio femenino en Chile, figurando en innumerables documentos históricos del feminismo chileno como una importante activista.

Fue fundadora de la Confederación Femenina Metodista de América Latina y el Caribe, y su primera presidenta, adicionalmente fue reelecta presidenta de dicha Confederación entre 1967 y 1971.

En 1967 participó como invitada especial en el Seminario sobre “Derechos humanos en Perspectiva Mundial” en Kansas City, Missouri, EE.UU.

La hermana Graciela Contreras Barrenechea, que se congregaba en la Primera Iglesia Metodista de Santiago, por su parte llegó a ser la primera mujer alcaldesa de Santiago en 1939 (aunque por designación del presidente Pedro Aguirre Cerda), y la primera mujer en ser alcalde de una capital en toda Sudamérica. Ella, al igual que muchos canutos de esa época fue socialista, militante del Partido Socialista de Chile desde su fundación.

Cuando fue alcaldesa desarrolló una ‘experiencia interesante en la promoción de los restaurantes populares de la Municipalidad de Santiago… destacando su acción en favor de la infancia desvalida, la solución al problema de la alimentación, la promoción de actividades culturales a través de paseos y vacaciones a los trabajadores, entre otros. También fue gran promotora de las ferias libres y de los restaurantes populares para garantizar una mejor alimentación al pueblo’. (Yañez Andrade). Debe considerarse que este rol lo desarrolló cuando Chile aún sentía los fuertes efectos de la gran depresión del sistema económico liberal de 1929, pues Chile fue uno de los países más afectados por ella.

Trabajó por el sufragio y los derechos civiles de las mujeres.
_______________

Así que como ven, hace solo 71 años que las mujeres pueden votar, en ese tiempo, se consideraba que el voto femenino era una amenaza contra el orden natural y el rol de la mujer, y se tuvo que luchar activamente para conseguir algo tan simple y a la vez trascendente como eso. Aun queda mucho por hacer en materia de igualdad y equidad entre hombres y mujeres “porque no hay varón ni mujer, sino que todos son uno en Cristo” y porque cuando Dios hizo la humanidad hizo a hombre y mujer a su imagen y semejanza, es decir con la misma dignidad. Así que un saludo también a todas las canutas que dan esta pelea tanto dentro de sus iglesias como fuera de ellas.

En tiempos en que se lucha por la paridad, es bueno mirar a nuestro pasado y percatarnos que no podemos seguir dejando fuera a las mujeres que representan más de la mitad de la población de las grandes decisiones del país. Que Dios siga fortaleciendo a las mujeres que luchan por la dignidad, igualdad, y derechos de las mujeres en un mundo lleno de discriminación, violencia y menosprecio a ellas.

“Comprendí que… era un llamado directo de Dios… poder trabajar directamente en favor de la condición y desarrollo de la mujer a integrarse a la sociedad como persona, y como un ente digno de respeto, digno de participar en igualdad de condiciones con su compañero, el hombre.”. María Aguirre Aguilar.

Fuentes:
-María Aguirre Aguilar por Juan Ortiz Retamal, publicado enhttp://www.sendas.cl/detalle-de-contenido/?id=2649
-Antología de la Mujer Metodista por Florrie Snow B. Ediciones Metodistas.
Fuentes: http://www.sendas.cl/biografias/graciela-contreras/
https://scielo.conicyt.cl/scielo.php…

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s