La campaña del terror del 88 se repite hoy.

La última gran campaña del “terror que viene”, de “vamos a perder nuestra libertad”, de “vienen doctrinas ateas” que se vivió dentro de una parte de nuestro mundo evangélico (que se atribuye por cierto falsamente nuestra representación) fue la votación del SÍ y el NO en el 88.

Aunque el SÍ representaba la continuidad de una sangrienta dictadura militar, y el NO representaba el regreso a la democracia, en su lenguaje, el “sí” era continuar con “la libertad” y evitar un retroceso, mientras que el no era el ateísmo y el fin a la libertad “con que Cristo nos hizo libres”.

Este vídeo que es del Tedeum de 1988 en la Catedral de Jotabeche, en la voz del obispo Javier Vásquez, a un par de semanas del plebiscito lo demuestra (la parte más explícita la borraron convenientemente).

En aquel tiempo, dijeron también, con una descontextualización tremenda que “las promesas de Dios son en el SÍ y el Amén”, y por eso hay que votar sí a la dictadura. Ese era el nivel de argumentación, no muy diferente a hoy. .

La historia enseñó cuán equivocados estuvieron, y de hecho, bajo presidentes “agnósticos y ateos” se lograron avances nunca antes vistos en materia de igualdad religiosa, avances que la dictadura que apoyaron nunca quiso darles.

La campaña del terror por el proceso constituyente actual es notablemente igual, es el mismo argumento “viene marxismo, ateísmo y persecución” “se acabará la libertad” “viene retroceso” y la realizan exactamente los mismos actores de entonces o sus herederos, bajo una lógica de igual mala fe, atribuyendose la representación de todos, abusando de las conciencias del pueblo, aunque ahora como no tienen ya cómo descontextualizar el pasaje del “sí y el amén”, encontrarán otros pasajes que nuevamente no tienen nada que ver al contexto, ya he visto de hecho que usan “si los fundamentos son derribados ¿qué hará el justo” pero ¿qué tiene que ver ese pasaje con el proceso constitucional? Nadie lo sabe.

La falta de memoria histórica es uno de nuestros peores males. El no haber tratado estos asuntos en serio, el no haber corregido de raíz, nos pasa la cuenta, la estructura sigue exactamente igual, y de hecho son en este momento punta de lanza de esa retórica y de la protección del legado dictatorial.

Tienen mucha cuenta que rendir ante Dios, ante la gente, y ante la hermandad, tienen que arrepentirse y en serio revisar sus caminos, su legado y su obra.

pd: Lo peor es que quizá algún día sí venga la persecución, pero por ninguna otra causa que no sea haber sido perseguidores primero, haber estado dispuestos a apoyar cualquier cosa y cualquier vida y dignidad por una pequeña cuota de (falsa) seguridad, dinero y poder, ley de siembra y cosecha le llaman, si persecución e indiferenci siembras, cosechas eso mismo, y ahí nos van a echar la culpa a nosotros, los que les dijimos “dejen de perseguir a su prójimo y pongan primero a los demás”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s