Llamar a la no violencia sufriendo la violencia. Legado de Martin Luther King Jr.

El pastor bautista Dr. Martin Luther King Jr., llamando a su pueblo a no manifestarse por la vía violenta dijo así:

“Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino elevado de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra protesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas donde se encuentre la fuerza física con la fuerza del alma.”.

Pero la diferencia es que el pastor Martin Luther King Jr., estaba ahí con su gente recibiendo los golpes, los lumazos, las amenazas a su familia, los golpes, la brutalidad policial, las bombas, las calumnias, los atentados, aguantando y alzando su voz por la injusticia hacia el prójimo, por eso a él lo oían y obedecían, porque era consecuente.

Hoy vemos que hay quienes llaman a la paz desde la comodidad de su sitial en el templo, sin haber luchado nunca por las injusticias que todos conocían y conocen. Esa es la crisis moral y pastoral de la iglesia en muchas más épocas que las que quisiéramos admitir.

Martin Luther King Jr, en su carta desde la cárcel de Birmingham señaló que la mayoría de los pastores blancos de su época prefirió observar desde la comodidad de las vidrieras de la Iglesia al negro marchar por la justicia, que otros, que incluso eran negros, estaban más preocupados de tener un mejor auto, y otros haciendo una distinción nada bíblica dijeron que su rol no era la vida terrena sino solo la celestial. El pastor King manifestó desilusión por ello, pero se mantuvo firme, predicando el amor y practicándolo, a pesar de toda la persecución, a pesar incluso que tuvo que soportar la amenaza, la violencia, los ataques, la muerte.

“La Iglesia ha recordado que no domina ni sirve al Estado, sino que es la conciencia del Estado. Debe ser guía y crítica del Estado, pero nunca su instrumento. Si la Iglesia no recupera su ardor profético, se convertirá en un club sin importancia ni autoridad moral o espiritual. Si la Iglesia no participa activamente en la lucha por la paz y la justicia social y económica, perderá la confianza de todas las personas y hará que todo el mundo en todas partes diga que tiene atrofiada la voluntad. Pero si la Iglesia se libera de las trabas de un status quo fatal, y, recobrando su gran misión histórica, habla y actúa valerosa e insistentemente con palabras de paz y justicia, inflamará la imaginación de la humanidad y los espíritus de los hombres, imbuyéndoles un amor ardiente por la verdad, la justicia y la paz.”

“Tal vez os llamen comunistas sólo porque creéis en la solidaridad humana”.

En el natalicio 91 de King que reaccione la iglesia de hoy.

82556631_2567365643362779_3977014212856643584_o.jpg82125949_2567365573362786_7551906722441330688_n.jpg

82794672_2567365613362782_8326874974765711360_o.jpg82529312_2567365636696113_8504618043077296128_n.jpg82343459_2567365853362758_917595165512695808_n.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s