Natalicio de Martin Luther King Jr.

Hoy es el natalicio número 91 del Dr. Martin Luther King Jr., nacido un 15 de enero de 1929 en Atlanta, EE.UU.

Pastor bautista, predicador, destacado líder del movimiento por los derechos civiles de los negros en USA, ganador del Nobel de la Paz, un hermano en la fe cuya lucidez y entrega da testimonio de un evangelio vivo.

Les dejo un compilado con algunas de mis citas favoritas de este siervo de Dios:

Sueño: “Yo tengo un sueño… que un día mis cuatro hijitos vivirán en una Nación donde serán juzgados por el contenido de sus caracteres y no por el color de su piel!”

Dios y Jesús: “¿Dónde se encuentra Dios? ¿En un tubo de ensayo? No. ¿Dónde, si no en Jesucristo, Señor de nuestras vidas? Conciéndole a él, conocemos a Dios. No solamente Cristo es igual a Dios, sino que Dios es como Cristo. Cristo es el verbo hecho carne. Es el lenguaje de la eternidad traducido al lenguaje temporal. Si debemos saber cómo es Dios y entender sus designios respecto a la humanidad, debemos volvernos hacia Cristo. Adandonándonos totalmente a Cristo y a su hacer, participaremos en un maravilloso acto de fe que nos conducirá al verdadero conocimiento de Dios.”

Iglesia y Estado: “La Iglesia ha recordado que no domina ni sirve al Estado, sino que es la conciencia del Estado. Debe ser guía y crítica del Estado, pero nunca su instrumento. Si la Iglesia no recupera su ardor profético, se convertirá en un club sin importancia ni autoridad moral o espiritual. Si la Iglesia no participa activamente en la lucha por la paz y la justicia social y económica, perderá la confianza de todas las personas y hará que todo el mundo en todas partes diga que tiene atrofiada la voluntad. Pero si la Iglesia se libera de las trabas de un status quo fatal, y, recobrando su gran misión histórica, habla y actúa valerosa
e insistentemente con palabras de paz y justicia, inflamará la imaginación de la humanidad y los espíritus de los hombres, imbuyéndoles un amor ardiente por la verdad, la justicia y la paz.”

Lucha social: “tal vez os llamen comunistas sólo porque creéis en la solidaridad humana”.

Armas: “Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual”

Prioridades USA: “Si persiste esta paradoja durante algunos años, podemos estar seguros de que, cuando poseamos un hombre en la luna, podrá ver, provisto de un telescopio con la adecuada potencia, los suburbios de la tierra con su congestión, su decadencia y su agitación intensificadas. ¿En qué escala de valores es admisible este progreso?”

Pobreza y Militarismo: “¿Por qué hay cuarenta millones de pobres en una nación súper desarrollada y que nos desafía con una abundancia tan increíble? ¿por qué nuestra nación ha asumido el papel de agregado militar de Dios en la Tierra, inmiscuyéndose atrevidamente en los asuntos de Vietnam o República Dominicana? ¿Cuál es la razón por la que hemos sustituido con la arrogante postura de policías del universo la abrumadora tarea de poner orden en nuestra propia casa?”

Problema del mal: “¡El arco de la existencia moral es largo, pero se doblega hacia la justicia!”

Esperanza: “Cuando nos vemos azotados por los vientos glaciales de la adversidad y abatidos por las tempestades furiosas de la desesperanza, y cuando, a través de nuestra locura y pecado, nos encaminamos hacia las apartadas regiones de la destrucción y nos sentimos frustrados por culpa de una extraña sensación de añoranza, nos conviene saber que Alguien nos quiere, nos cuida, nos
entiende, y nos dará una nueva oportunidad.
Cuando los días se oscurecen y las noches se hacen lóbregas, podemos dar gracias a que nuestro Dios combine en su naturaleza una síntesis creadora de amor y justicia que nos guiará por los valles tenebrosos de la vida hasta los senderos soleados de la esperanza y la plenitud.”

Vietnam, blanco moderado, negro clase media: “Qué clase de nación es ésta que aplaude la no-violencia observada por los negros en sus manifestaciones en las calles de los Estados Unidos, y al mismo tiempo aplaude la victoria, las llamas y la muerte, cuando esos mismos negros son enviados al campo de batalla de Vietnam.
Estas contradicciones han alcanzado proporciones astronómicas. Es una decepción ante el tímido blanco moderado, que está seguro de que, cuando quiera puede dar la libertad al negro. Es una decepción ante la administración federal, que cree que es más conveniente ganar la mal llamada guerra del Vietnam que ganar la guerra contra la pobreza en su propia casa. Es una decepción ante la postura de los legisladores blancos, que dictan leyes para favorecer los derechos del negro que ellos no han pensado nunca cumplir. Es una decepción ante la Iglesia Cristiana, que parece ser más blanca que cristiana, con sus clérigos blancos que prefieren permanecer en el silencio detrás de las vidrieras. Es una decepción ante algunos clérigos negros, que están más preocupados del tamaño de las ruedas de sus automóviles que en el servicio de la comunidad negra. Es una decepción ante la clase media negra, que han podido mantenerse a flote sobre las enfangadas aguas de su primitiva corriente dejándose arrastrar a otras más perfumadas, y que han olvidado en este proceso su antigua suciedad donde sus hermanos continúan debatiéndose.”

Blanco moderado: “Casi he llegado a la triste conclusión de que la rueda de molino que lleva amarrada el negro y que traba su tránsito hacia la libertad, no proviene del miembro del Consejo de Ciudadanos Blancos, o del Ku Klux Klan, sino del blanco moderado que antepone el “orden” a la justicia; que prefiere una paz negativa, que supone ausencia de tensión, a una paz positiva que entraña presencia de la justicia; quien dice continuamente: “Estoy de acuerdo con el objetivo que usted se propone, pero no puedo aprobar sus métodos de acción directa”; lo que cree muy paternalmente que puede fijar un plazo a la libertad del prójimo; igual quien vive de un concepto mítico del tiempo y aconseja al negro que aguarde a que llegue “un momento más oportuno”. La comprensión superficial de los hombres de buena voluntad es más demoledora que la absoluta incomprensión de los hombres de mala voluntad. ”

Niños y raza: “Yo tengo el sueño de que un día, allá en Alabama, con sus racistas despiadados, con un gobernador cuyos labios gotean con las palabras de la interposición y la anulación; un día allí mismo en Alabama, pequeños niños negros y pequeñas niñas negras serán capaces de unir sus manos con pequeños niños blancos y niñas blancas como hermanos y hermanas. ¡Yo tengo un sueño hoy!”

Constitución de USA: “Yo tengo un sueño, que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: Mantenemos estas verdades por ser evidentes, que todos los hombres son creados iguales.”

La imagen puede contener: 1 persona, traje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s