El Dios de los que perdieron.

A lo largo de la lectura de las Escrituras uno observa una tendencia, una forma de ser en el actuar de Dios, de amar a los que perdieron, a los sin poder, a los frustrados, a los excluidos, a los que se quedaron fuera, a los indignos.

Dios llama a un tal Abram, que significa “padre excelso” que irónicamente era un hombre viejo que no puede ser padre, y lo llama para ser padre de multitudes.

Dios llama a Sara, Elizabeth, Ana, mujeres estériles en tiempos en que ser madre era todo, para ser madres de grandes de la historia.

Dios llama a Jacob, el hermano menor, que no era el primogénito, para ser el primogénito.

Dios arde una zarza en el desierto, un árbol considerado inútil.

Dios salva a Israel, un pueblo esclavo, oprimido en país extranjero, para liberarlo, y hacerlo su pueblo, estableciendo un estatuto y una identidad: “sabéis cómo es el alma del extranjero… no lo oprimirás, porque extranjero fuiste en la tierra de Egipto”. Israel el más insignificante pueblo de todos pasa a ser el pueblo de Dios, de un Dios que le exige no ser opresor como sus vecinos, estableciendo un nuevo pacto de justicia.

Dios llama como rey a un joven sin apariencia que su familia no consideraba siquiera para ser soldado.

Dios llama a Isaías, un hombre de boca inmunda para ser su voz.

Dios nace en Belén, el más pequeño pueblo de Israel

Jesús vive en Nazareth, el pueblo del que nunca había salido nada bueno, lo menospreciaron por ello.

Jesús elige 12 discípulos, que no habían calificado para ser discípulos.

De todos los escuchan el evangelio, el pueblo elegido (Israel) no lo cree, pero lo creen los gentiles, los publicanos, las prostitutas, los pobres, los samaritanos, los leprosos, los extranjeros, las viudas, los esclavos, los que no eran pueblo, los que no tenían dignidad, los que la misma ley había excluido, los necios, los sin poder, los nadie, hace sus discipulos a los más faltos, a los más “pecadores” a los menos valiosos para la época o el sistema.

La gracia es para mí una doctrina sobre que Dios prefiere a los que no lo merecen, la actitud de Jesús es una preferencia por los que fallaron, por los que no lo lograron, por los que no estuvieron a la altura.

El símbolo del cristianismo es la cruz, la cruz no es otra cosa que un método de ejecución cruel y degradante del imperio romano para los esclavos y los derrotados por su conquista.

El cristianismo primitivo afirma que Dios murió asesinado cruelmente por el poder político y religioso, andar con la cruz era una acusación constante, decir “ustedes nos mataron y nos matan como esclavos”, pero ese es el símbolo de nuestro Dios, Dios fue un ejecutado, fue un esclavo, fue un pobre que guardó silencio ante vuestra conspiración y ambición, y por esa injusticia nosotros recibimos justicia, Dios tomó vuestra maldad extrema para limpiar toda maldad en sí mismo.

Afirmar la resurrección es afirmar la esperanza ante la violencia, la victoria, no violenta, sobre los que tienen el poder, es afirmar la reconciliación de Dios con los humanos por medio de su muerte.

Vemos así que la historia sagrada muestra incluso que en esa preferencia, Dios elige grupos que después se transforman en privilegiados, y luego termina eligiendo a aquellos que se quedaron fuera de esa primera gran elección, el que no era pueblo pasa a ser pueblo, el que no era amado pasa a ser amado. Jesús lo explica cuando dice que a lo largo del antiguo testamento Dios llama preferentemente a los extranjeros… muchas viudas había en Israel, muchos leprosos había en Israel, pero Dios habló a los extranjeros, explica Cristo.

Para mí, por tanto, ser cristiano es siempre estar con los nadie, con los excluídos, con los sin poder, el cristianismo es renunciar al poder, es renunciar al privilegio, es estar siempre con los que quedan fuera, es decir “los últimos serán los primeros”.

El evangelio se manifiesta para todos, pero tiene una predilección, los pequeños.

He estado leyendo mucho sobre teología política, cada sistema de pensamiento teológico cristiano ha generado liberación para unos, pero a la larga, con el paso del tiempo, crímenes, exclusión hacia otros, hacia alguien, cualquier camino que uno toma, pasa el tiempo, y se transforma en un crimen contra alguien, sino contra mucha gente.

Por eso me inclino ya por otra alternativa, entender ser cristiano como una búsqueda constante de los nadie, de los excluídos de siempre, no con las 99, sino con la 1, una elección por no tener poder, por mirar el mundo y ver quiénes no caben, quiénes no valen, y optar por ellos.

No importa quién esté en el poder, nosotros siempre debemos estar con los que quedan fuera, no importa cuál sea la verdad oficial, nosotros tenemos que estar con los que son dejados fuera.

Nosotros tenemos hoy una predilección por los que están fuera, y cuando logremos que los que estén fuera estén dentro, entonces, debemos salir a buscar nuevamente a los que están fuera de ese nuevo sistema político y religioso, y optar por ellos.

Siempre seremos la heterodoxia entonces, un día seremos ortodoxia, y entonces, cuando ganemos, habremos perdido, tendremos que volver a plantearnos ¿quiénes son los que están fuera? ¿quién no cabe aquí? ¿por qué no caben? ¿cuál es la impiedad que aquí vemos?

Cuando el cristianismo ha optado por el poder, por el privilegio, por gobernar, por mandar, por servirse y no ser servido, ha traicionado todo su ser, todo lo que es, y se ha transformado en una máquina de matar, de moler gente, de dañar.

Me gusta decir no al poder, pero no significa aislarse de él, al contrario, es ser su conciencia permanente, su freno constante, así he significado ser cristiano. Porque -como leí por ahí- el que dijo todo los reinos te daré si postrado me adoras, no fue el Señor.

EOC

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s