Un día como hoy, 4 de mayo, pero de 1675 fallecía el gran teólogo calvinista François Poullain de La Barre.

Un día como hoy, 4 de mayo, pero de 1675 fallecía el gran teólogo calvinista François Poullain de La Barre.

Nacido en París, Francia, estudió teología en la Universidad de la Soborna. Perteneciente a la burguesía, se involucró con los intelectuales de su época que trabajaban en debates intelectuales por la libertad y la emancipación en su época, llegando a convertirse también en un destacado filósofo cartesiano.

De familia y cultura católica, fue ordenado como sacerdote católico, sin embargo se convirtió al protestantismo en su vertiente calvinista, por lo que abandonó su ordenación sacerdotal, fue repudiado por su familia y duramente perseguido teniendo que huir a Ginebra.

Sus trabajos más notables radicaron en la importancia de la libertar religiosa y la igualdad de los sexos en tiempos en que a la mujer le era negado el acceso a los estudios intelectuales por ser considerada naturalmente inferior, uniéndose al movimiento Preciosista y sus demandas por igualdad de las mujeres, apoyándolas en sus exigencias por libertad e igualdad (se considera al preciosismo como un prefeminismo o feminismo pre moderno, ver Catherine de Vivonne) además de la defensa del francés como lengua moderna válida para el mundo intelectual (cuestión que beneficiaba a las mujeres y a las personas sin mayor instrucción, que no eras burgueses).

Así es considerado el primer pensador en la Europa moderna que construye toda su filosofía social en un concepto universalista de igualdad.

Así sus obras más importantes fueron De l’éducation des dames pour la conduite de l’esprit dans les sciences et dans les mœurs donde defendía la igualdad con las mujeres y refutaba los argumentos que pretendían poner a la mujer en una situación de inferioridad natural o divina, y otra obra muy importante fue a Doctrine des protestants sur la liberté de lire l’Ecriture Sainte, referido al libre y público examen de conciencia de la Escritura.

Es considerado entonces uno de los precursores de la igualdad de los sexos (feminismo) y según la lectura hecha por ellas, este teólogo calvinista “aplica los criterios de racionalidad a las relaciones entre los sexos y extiende el bons sens cartesiano a las mujeres. Anticipándose a las ideas principales de la Ilustración, critica especialmente el arraigo de los prejuicios y propugna el acceso al saber a las mujeres como remedio a la desigualdad y como parte del camino hacia el progreso y que responde a los intereses de la verdad. Para Poullain, pues, el feminismo -avant la lettre- era un verdadero test de filosofía, de honestidad epistemológica y de autoexigencia ética y cultural. (Celia Amorós).

Un personaje histórico y teológico dentro del protestantismo que sin duda vale la pena conocer y recordar, un caso de entre los (pocos) hombres que han hecho contribuciones a la lucha de las mujeres.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s