El acompañamiento espiritual es posible con los templos cerrados.

Por salubridad los templos deben permanecer cerrados y así debe ser. Sin embargo, el alimento para el espíritu, la espiritualidad, la resilencia, también forma parte de lo que necesitamos para enfrentar este escenario.

Existen muchas formas de dar este alimento de forma segura, reuniones on line, o algo tan bonito como una alabanza a distancia. El canto popular pentecostal siempre es de bendición para el alma de muchas personas.

En estos días, el pasaje que más resuena es el que dice que Dios no habita en templos de manos humanas. Los que se sienten reprimidos por esta necesidad sanitaria, deben recordar ese pasaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s