[Evangélicos y política] [El “evangélico” Rios Montt]

Un día como hoy, 16 de junio, nacía un infame, un rostro triste, un dolor para todos los evangélicos, el dictador guatemalteco y “presidente” evangélico Efraín Ríos Montt, que predicaba desde su posición de presidente, y que bajo su gobierno de facto se realizaron 250 matanzas colectivas, calculándose sus muertos en más de ¡25.000 personas!

Los presidentes evangélicos, que oran, que hablan y hablan de la Biblia no son garantía de nada. Pasó con Rios Montt, está pasando con Bolsonaro, pasó con otros que hablaron y hablaron de valores cristianos y respecto a los cuales los evangélicos pisaron el palito como el dictador Fujimori en Perú.

El panorama es desolador, y los evangélicos seguiremos cayendo en esta trampa. Por eso, nosotros queremos dar un par de supuestos que, si no se comprenden o solucionan, seguirán generando este fracaso y desolación de “lo evangélico en política:

-Mientras no se entienda que no existe la neutralidad política, pues creer en ella, es simplemente estar a favor del status quo.

-Mientras no se comprenda que el evangelio no es neutral a la sociedad, que decir: “ama a tu prójimo”, “ama a tu enemigo”, ” de un mismo linaje somos”, o “el que sirve es el mayor”, tiene un profundo sentido político.

-Mientras las iglesias no sean democráticas, meritocráticas, transparentes, reflexivas, deliberantes, nunca podrán estar libres de ser representadas por charlatanes o autoritarios incluso violentos o que justifican la violencia más brutal. Ni mucho menos participar de la democracia que exige esos supuestos.

-Mientras no se distinga entre los valores cristianos que son exigibles solo a cristianos y los que son exigibles a todos políticamente. Mientras no se distinga la ley que sirve para convivir (derecho) y la que sirve para servir a Dios (valores cristianos para cristianos).

-Mientras los pasajes sobre justicia social sigan siendo ignorados, infravalorados o mirados con sospecha como si tratase de “marxismo”, “comunismo” o “herejía y cuestiones mundanas que no salvan”.

-Mientras los valores cristianos se reduzcan a lo genital y no nos demos cuenta que -en política- tienen que ver más con la corrupción, la pobreza, la desigualdad, la contaminación y destrucción de la Creación, la usura, la xenofobia y racismo.

-Mientras se mantenga una desactualizada mentalidad de guerra fría “comunismo vs capitalismo”, en lugar de la más actual “socialdemócracia vs neoliberalismo”. Y mientras no captemos que esas últimas dos no son capaces de responder a la catástrofe ambiental que se avecina, ni a la crisis humanitaria en pobreza, regufio, guerra y migración.

-Mientras haya pastores que piensen que pueden decirte por quién debes votar o a qué partido apoyar.

-Mientras los teólogos serios que saben del tema sigan siendo ignorados, y mientras éstos sigan encerrados en sus academias y elevados libros sin ir a las bases, a las radios, a los medios de comunicación como sí lo hacen los que manipulan.

-Mientras no se sepa de la historia evangélica en Latinoamérica, como grupo minoritario y perseguido, que apeló a la libertad de conciencia, al liberalismo político y al secularismo para obtener igualdad. Y mientras se ignore que esas nociones de desarrollaron en países protestantes.

-Mientras no se entienda que la libertad de conciencia y la laicidad no solo son valores cristianos evangélicos sino que el lenguaje por el cual nosotros nos pudimos desarrollar en Latinoamérica, y que es contradictorio negarlos ahora.

-Mientras se sigan las opiniones políticas de pastores de U.S.A. que poco y nada conocen y saben de nuestra realidad y necesidad. Y mientras se disfrace de evangelio los intereses de grupos de poder de USA que dominan latinoamericana.

-Mientras nuestro motor sea el miedo a la persecución y el perseguir a otros en lugar de amparar a los perseguidos y amar a los perseguidores.

-Mientras pensemos que si alguien es evangélico es necesariamente bueno y pensemos que si un político no es cristiano es necesariamente malo.

-Mientras se mire lo nuevo como malo, y no se tenga un deseo permanente de transformación y renovación del entendimiento de acuerdo con el evangelio y para necesidades y problemas complejos y cambiantes.

-Mientras ignoremos el cimiento profundamente cristiano del concepto de “dignidad humana” de los DD.HH.

-Mientras se siga creyendo que los DD.HH. son malos sin siquiera haberlos leído y estudiado.

-Mientras sigan existiendo cristianos que usan los púlpitos para hablar sobre leyes que no han leído, ni estudiado ni interpretado bien, o incluso inventan lo que éstas dicen o podrían decir.

-Mientras los líderes políticos sigan viendo al Estado como fuente para obtener beneficios económicos para sus proyectos eclesiasticos.

Y sobre todo, mientras no comprendamos que un evangélico en política no debe pedir votos por ser cristiano, sino que con sus hechos dar testimonio de su integridad, gobernando no para nuestros intereses gremiales como grupo de poder, sino como iglesia que sirve, que ama, que lava los pies, que ama a sus enemigos y sirve y respeta (aún) a los que no creen, limitándose a dejar un testimonio de amor y servicio por todos, para así producir pasión por Cristo.

Mientras un político evangélico no tenga temor de no manchar el evangelio ni a la iglesia poniéndose el cartel de cristiano, en lugar de ser un gran político conocido por su trabajo, transparencia, elocuencia y justicia que después pueda decir sin temor a deshonrar a Dios: lo he hecho bien, porque creo en él, el que me enseñó con su vida a amar.

Mientas esto siga como está, seguiremos teniendo más Ríos Montt, Bolsonaros, Fujimoris, Duranes, Moreiras y Cunhas.

Mientras esto siga como está, el mensaje de Cristo seguirá empañado, y la obra social, espiritual y de amor de tantos evangélicos, mancillada.

El Otro Canuto.

En la foto: Mural de San Juan de Comalapa, Guatemala, donde se representa la violencia de la dictadura y guerra sufrida en dicha tierra, gobernada por Ríos Montt.

La imagen puede contener: 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s