Un día como hoy, 17 de junio, pero de 2015, se producía el asesinato de 9 hermanos afrodescendientes en una Iglesia Metodista de Charlestone en USA.

Un día como hoy, 17 de junio, pero de 2015, se producía el asesinato de 9 hermanos afrodescendientes en una Iglesia Metodista de Charlestone en USA.

La Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel, en Charleston, Carolina del Sur es una importantísima iglesia en la historia de la lucha contra la esclavitud, los derechos civiles en los años 60 y el movimiento Black Lives Matter que se desarrolla desde 2010.

Dicha iglesia fue fundada en 1816 siendo la iglesia metodista episcopal afroamericana más antigua de Estados Unidos, los feligreses suelen referirse a ella como “Madre Emanuel”.​

En 1822, uno de los cofundadores llamado Denmark Vesey intentó promover una rebelión contra la esclavitud. Esta acción le llevó a ser ejecutado junto a treinta y cinco personas más, en cuanto a la iglesia, fue quemada. Los ciudadanos de Charleston eran conscientes de que el levantamiento iba a tener lugar en la medianoche del 16 de junio de 1822 y que las tensiones estallarían a la mañana siguiente. El asaltante de 2015, un supremacista blanco escogió ese día (17 de junio) al coincidir con el 193 aniversario de la fallida rebelión.

El centro fue erigido de nuevo, pero clausurado junto con otras congregaciones de feligreses afroamericanos en 1834, no obstante se organizaron reuniones en secreto hasta que en 1865 se reorganizaron y adquirieron el nombre de Emanuel (“Dios con nosotros”).

El Pastor y Reverendo Clementa C. Pinckney asesinado ese día llevaba organizando manifestaciones desde el asesinato de un afroaméricano el 4 de abril de 2015 a manos de un agente de policía cerca de North Charleston. Al ser Senador en Carolina del Sur exigió que todas las fuerzas del orden llevasen cámaras en sus uniformes.

El WMC, asociación internacional de iglesias metodistas de la cual era parte la iglesia Emanuel pidió “orar por las víctimas y ofrecer su apoyo a sus familias y demás miembros de la iglesia episcopal afectados por este crimen motivado por el odio”. El presidente y vicepresidente de la Conferencia Británica Metodista escribieron una carta en señal de solidaridad.

La UMC, también afiliada al WMC e integrada en la comunidad metodista afroamericana llamó a sus miembros para “mostrar su apoyo a las víctimas y rechazar cualquier acto de violencia con el fin de buscar la paz”. Discurso similar vino de la Iglesia Metodista Episcopal Cristiana. Su máximo portavoz pidió que les permitiesen unirse al dolor de las familias, tanto de las víctimas como del perpetrador del tiroteo.

El tirador, un supremacista blanco señaló entre sus motivaciones generar una guerra de razas, fue condenado a la pena capital de inyección letal, y en materia indemnizatoria solo fue condenado por tenencia ilegal de armas pero no por los 9 homicidios. Entre los datos interesantes se cuenta que estuvo a punto de desistir de los asesinatos por cuanto los miembros de la iglesia habían sido amables con él, sin embargo los asesinó de igual manera gritando consignas raciales.

La imagen puede contener: 9 personas, texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s