Breves reseñas de algunos canutos campeones de los DD.HH en la dictadura chilena. #LosOtrosHeroesInvisibles #LasOtrasHeroínasInvisibles

Muchos recuerdan que el así denominado “Consejo de Pastores” fue un grupo de pastores evangélicos de diversas iglesias (Iglesia Luterana, Presbiteriana Fundamentalista y Pentecostales varias) que apoyaron públicamente la dictadura militar chilena y negaban las violaciones a los DD.HH. por TV en los tedeums, a pesar que les constaba su existencia.

Sin embargo, poco o menos se sabe de Iglesias y Organismos evangélicos o ecuménicos con presencia evangélica que por el contrario denunciaron las injusticias y lucharon contra ellas, ayudando a salvar vidas (Asociación de Iglesias Evangélicas, Confraternidad Cristiana de Iglesias, Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas, Ayuda Cristiana Evangélica ACE, Servicio Evangélico para el Desarrollo SEPADE, Consejo Mundial de Iglesias, Consejo Latinoamericano de Iglesias, etc).

A continuación, reseñas breves de pastores, hermanos y hermanas que dieron testimonio del Dios de la vida en este periodo, sirviendo y llamando al arrepentimiento en medio de la muerte y amenaza:

-Rosemarie Bornard Jarpa, perteneciente a la Iglesia Metodista de Chile, abogada, trabajó activamente en la Vicaría de la Solidaridad representando a los perseguidos.

-Juan Aceitón, familiar de 5 evangélicos asesinados en la masacre de Chihuio, Juan quien es miembro de “la Iglesia del Señor”, trabajó arduamente no solo por sus familiares sino por los organismos de DD.HH. de Valdivia, incluido SERPAJ Valdivia y Amnistía Internacional. Fue amenazado, detenido y torturado por ello.

-Miriam Kaba, pastora metodista, trabajó en la Vicaría de la Solidaridad en la región de Valdivia, la oficina de la Vicaría era en su oficina pastoral.

– Daniel Palma Sanhueza, teólogo, pastor Misión Iglesia Pentecostal, miembro del Consejo Mundial de Iglesias, creador de ACE y SEPADE, siendo su primer Secretario Ejecutivo. Inmediatamente después del golpe militar, organizó la asistencia, refugio clandestino (en muchos casos por varios meses), de jóvenes uruguayos tupamaros que quedaron a su suerte y en grave riesgo de sus vidas en Chile. En coordinación con el Comité Pro Paz y en forma directa con embajadas, aseguró el refugio y posterior salida del país de más de 200 uruguayos. Durante el gobierno del presidente José Mujica, recibió un reconocimiento en la Gobernación de Montevideo.

-Abel Contreras, laico bautista, trabajador social, trabajó en la Vicaría de la Solidaridad y el Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo, estuvo detenido por su trabajo en dichos servicios, pero fue liberado, llegó a ser alcalde.

-Florrie Snow, laica metodista, canadiense, trabajó para el Comité Pro Paz, tuvo que huir del país por allanamientos y amenazas de la DINA, en Canadá fue secretaría ejecutiva del “Inter-Church Committee on Human Rights in Latin America”, ayudando a salir de Chile a 200 presos y perseguidos políticos.

-Humberto Lagos, laico bautista, abogado y sociólogo, trabajó para la Vicaría de la Solidaridad llegando a ser presidente de los trabajadores de la Vicaría y encargado del Retorno de los exiliados. Escribió libros sobre la temática junto a Arturo Chacón.

-Marta Palma, teóloga, miembro de la Misión Iglesia Pentecostal, formó parte la Comisión de Ayuda Intereclesiastica, Servicio Mundial y Refugiados del Consejo Mundial de Iglesias, formó parte del Comité Central del Consejo Mundial de Iglesias, participó en múltiples actividades ecuménicas por los derechos humanos, declaraciones y financiamiento de las actividades de la Vicaría de la Solidaridad y FASIC.

-Enrique Chávez, obispo y pastor de la Iglesia Pentecostal de Chile, por su trabajo ecuménico participó de actividades e informes sobre derechos humanos que fueron presentados en el Consejo Mundial de Iglesias y la ONU, ayudó a múltiples presos.

-Gianina Ocaranza, evangélica luterana, trabajó en el Comité Pro Paz, estando embarazada fue detenida y golpeada en el centro de detención clandestino Cuatro Álamos y en Villa Grimaldi, por presiones internacionales logró escapar con ayuda de Florrie Snow.

-Emeterio Alarcón Vidal, pastor y obispo de la Iglesia Fe y Acción Cristiana de Valdivia, incansable en los DD.HH., gritaba en las sedes de la CNI para sacar libres a los presos, les predicaba arrepentimiento a los militares, apoyó constante de los organismos de DD.HH. en Valdivia.

-Anita Zotelle Clark, teóloga metodista, exiliada junto al pastor metodista Samuel Araya, concertó la entrega de información sobre los detenidos desaparecidos para organismos internacionales, vitales para la presión internacional en la materia.

-Nibaldo Galleguillos, laico metodista, abogado, trabajó en el Comité Pro Paz, fue allanado en su oficina y amenazado, tuvo que huir del país con la ayuda del obispo metodista Raimundo Valenzuela, se radicó en Canadá donde siguió trabajando por los DD.HH., en Latinoamérica.

-Erasmo Farfán, pastor de la Misión Iglesia Pentecostal, fundador de SEPADE, trabajó en la población la Victoria en la denuncia a las violaciones a los DD.HH. y en diversos programas sociales, llamó constantemente a la justicia y verdad.

-Juana Albornoz, pastora pentecostal de la Iglesia Misión Apostólica Universal, trabajó en las actividades ecuménicas por los DD.HH., única mujer firmante de la Carta Abierta a Pinochet que solicitaba restauración de la democracia.

-Isaías Gutierrrez, obispo metodista, responsable de múltiples actos por los DD.HH, como obispo metodista participó de la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias cristianas que atendió a miles de presos políticos, relegados y exiliados y sus familias. Durante su administración fueron múltiples las inserciones en los diarios llamando al respeto de los derechos fundamentales, y en su gestión se creó Radio Umbral, clave en este periodo. Recibió el premio Oscar Romero del Serpaj.

-Arnoldo Soto, capitán (pastor) del Ejército de Salvación, responsable de múltiples atenciones y liberaciones de detenidos desaparecidos. -Juan Sepúlveda, pastor de la Misión Iglesia Pentecostal, trabajó en SEPADE y la Confraternidad Cristiana de Iglesias, participó de múltiples instancias ecuménicas de derechos humanos y servicios sociales en la dictadura, firmante de la Carta Abierta.

-José Alfredo Ramírez, pastor de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, a pesar que su Iglesia participó del Consejo de Pastores y en múltiples ocasiones declaró su apoyo a Pinochet, él individualmente como pastor metodista pentecostal trabajó activamente en FASIC como miembro del Directorio, siendo consecuente con el evangelio.

-Samuel Jensen, pastor del Centro Protestante, de origen presbiteriano, participó del Comité Pro Paz, salvando múltiples vidas, y luego de la Ayuda Cristiana Evangélica ACE.-Samuel Nalegach Pons, miembro del Ejército de Salvación, uno de los fundadores del Comité Pro Paz, organizador de la Ayuda Cristiana Evangélica.

-Helmut Frenz, obispo evangélico luterano, alemán, chileno por gracia, fundador del Comité Pro Paz, y de la FASIC, allanado, amenazado y expulsado del país, se le considera padre de la actividad por los derechos humanos en Chile, recibió múltiples reconocimientos por su labor, trabajó en Amnistía Internacional.

-Tomas Stevens, pastor metodista, uno de los iniciadores del Comité Pro Paz, firmante de múltiples declaraciones en pro de los DD.HH., escondió a perseguidos políticos en el Seminario Metodista. -Narciso Sepúlveda, pastor Misión Iglesia Pentecostal, arquitecto, participó de SEPADE, y de múltiples instancias ecuménicas en pro de los Derechos Humanos.

-Charles Harper, pastor presbiteriano brasileño, encargado del área de Derechos Humanos para América Latina del Consejo Mundial de Iglesias, la revista Solidaridad de la Vicaría de la Solidaridad lo llamó “apóstol de los derechos humanos”. Su labor permitió el financiamiento de la Vicaría de la Solidaridad, de SEPADE y de FASIC. Su actividad no solo se reduce a Chile sino a toda Latinoamérica.

-José Matías Ñanco, pastor de la Iglesia del Señor, mapuche, asesinado luego de predicar a los militares que matar era pecado, mientras detenían a sus hermanos en la fe. Su cuerpo fue lanzado al mar en un helicóptero.

-Gabriel Almazan, pastor evangélico presbiteriano, fue presidente de la Confraternidad Cristiana de Iglesias, y del CLAI, participó de múltiples instancias de servicio y denuncia de las violaciones a los DD.HH en Chile y Latinoamérica.

-Fernándo Ávila, laico bautista, hijo del pastor bautista asesinado en Cerro Chena Roberto Ávila, activista por los DD.HH., él también fue torturado, fue socio del Museo de la Memoria, en su calidad de hermano en la fe predicó siempre la justicia sin rencor, la verdad y memoria sin venganza.

Reseño esto no solo para hacer justicia de los roles que nuestros hermanos y pastores tomaron en esta materia y honrar su trabajo, sino también para invitar a todos a tomar fuerzas e imitar su labor hoy y siempre, como buenos hijos del Señor y seguidores de Jesucristo llevar marcado a fuego que cada ser humano lleva la imagen del Dios altísimo y por lo tanto tienen dignidad a todo evento, no importa quién sea, no importa el riesgo, como buenos samaritanos.

El violar los derechos de un hombre en la propia cara del Altísimo, el torcer la justicia de un proceso, son cosas que el Señor condena. Lam 3:35-36 (Biblia DHH)

Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende los derechos del afligido y del necesitado. Proverbios 31:9

Esteban Quiroz González.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s