Tiempo de memorias: Hoy recordamos a nuestro hermano bautista y GBUista ecuatoriano Felipe Campos Carrillo.

Hoy, 11 de septiembre, aniversario más del quiebre institucional chileno y del genocidio implementado por la dictadura cívico militar chilena es un tiempo de reflexionar y de recordar a los que fueron perseguidos y asesinados, tiempo de clamar por justicia y manifestar un verdadero arrepentimiento para que estas cosas no vuelvan a ocurrir.

Este año, les traigo la memoria de nuestro hermano Felipe Campos Carrillo, de nacionalidad ecuatoriana, quien se encontraba estudiando Kinesiología en la Universidad de Concepción. Miembro de una emblemática familia bautista ecuatoriana, y activo miembro de la Primera Iglesia Bautista de Concepción y del Grupo Bíblico Universitario.

Felipe Campos Carrillo vivía en un hogar universitario de la Universidad de Concepción, no tenía militancia política, solo su fiel pertenencia a una Iglesia Bautista de Concepción. Cuando vino el golpe de Estado, una de las primeras medidas fue tomar militarmente las universidades, y tomar de sospechoso a cuánto joven encontraran en ella. Como Felipe vivía en la Universidad y tenía una apariencia extranjera, fue detenido, torturado y asesinado sin ningún motivo. Su cuerpo fue lanzado al mar, pero éste lo devolvió, cuando se encontró su cuerpo, la prensa indicó que “habían asesinado a extremistas ecuatorianos”, sin embargo no era cierto, fue asesinado por sospecha por su apariencia extranjera latina.

Fue asesinado junto a su amigo Jimmy Torres, también ecuatoriano, quien lo acompañaba a la iglesia ocasionalmente. El ahora pastor bautista Josué Fonseca fue su amigo y el último que lo vio antes de ser asesinado, él se encargó de obtener justicia y reparación para su familia, él relata:

“El cuerpo de Felipe fue reconocido en la morgue por su hermano José quien estudiaba cuarto año de medicina, y velado en el templo de la Primera Iglesia Bautista de Concepción, iglesia a la que Felipe pertenecía. El pastor Luis Mussiett Canales (ya fallecido) recibió amenazas para no efectuar los oficios en el templo, pero él respondió: “este joven era de los nuestros, ésta es su iglesia, y el funeral se hace aquí, no se hable más”. José su hermano, la iglesia toda, y universitarios evangélicos participamos de los servicios fúnebres con los ojos llenos de lágrimas. Testimonio gráfico del funeral se encuentra en el diario La Crónica de la época. El Diario El Sur no se quiso comprometer y no publicó el caso. Dado que Felipe era integrante del GBU, Grupo Bíblico Universitario de Concepción, los dirigentes del GBU hicimos una declaración pública repudiando este crimen… La Crónica publicó la carta, El Sur otra vez se restó.

Los cuerpos de Felipe y Jimmy fueron encontrados en Boca Sur, baleados con calibre de guerra, partidos por la mitad y sin sangre, lo que daba cuenta que habían muerto en otro lado. Las balas fueron disparadas desde menos de un metro a cuerpos ya muertos para crear un falso escenario. El cuerpo de Felipe tenía huellas de quemaduras de cigarrillos, de torturas por electricidad y múltiples hematomas y balas en el cuerpo y una en la nuca.

Felipe era un joven lleno de vitalidad que había jugado profesionalmente por el club de futbol Barcelona del Ecuador, y quería ser Kinesiólogo deportivo. Era fiel miembro de nuestra iglesia, a la cual siempre asistía acompañado de Jimmy, su compatriota. Felipe nos enseñó una canción: ‘Oh que amor, que inmenso amor, el de mi Salvador”, con una desafinación tal que nos hacía reír por lo mal que cantaba. Era estudioso, y amigo de todos. No fallaba a las reuniones de oración del GBU en el campanil al mediodía, y a las actividades cristianas universitarias y al grupo de jóvenes de la iglesia. Cuando supimos de su asesinato nos sentimos devastados, porque nosotros también teníamos 20 años.”.

La dictadura no permitió repatriar su cuerpo, y tuvo que ser incinerado para su restitución. El pastor bautista Josue Fonseca representó a la familia en las instancias judiciales respectivas y en la perpetuación de su memoria.

Hace poco se liberó un audio del ex carabinero José Florentino Fuentes Castro, quien relató su asesinato y tortura con orgullo, confesando que mataron a las personas de forma totalmente arbitraria.

Por gestión del pastor bautista Josué Fonseca, el gobierno de Chile pidió perdón a la familia Campos Carrillo, y le pagó una indemnización de unos 10 mil dólares y le dio una pensión vitalicia a su madre la hermana Ruth Carrillo Falquéz consistente en una mensualidad de unos 450 mil pesos por unos 10 años hasta su muerte.

Esta reparación la gestionó el pastor Fonseca por la Ley 19123, y cuya entrega la hizo en público el ex Presidente Patricio Aylwin en una Ceremonia de Reparación del Buen Nombre de los ecuatorianos. Este acto fue efectuado en la capilla del Seminario Teológico Bautista, en 1996, y asistieron parlamentarios como el Diputado Gutemberg Martínez, y el Diario La Segunda lo publicó en un recuadro pequeño. El pastor Fonseca dirigió la actividad de perdón del Estado Chileno en que el presidente pidió perdón,después agradeció David Campos, el hermano, que también es pastor bautista, quien viajó especialmente para representar a la familia, y después el pastor y Rector Guillermo Catalán cerró con una oración.

La memoria de nuestro hermano es la de tantos jóvenes, estudiantes, padres, madres, mujeres, y niños murieron en manos del terrorismo de Estado, y que reseñamos para llamar al arrepentimiento, a la justicia, la verdad y la prevención de estos hechos de violencia estatal contra las personas.

¡Aprendan a hacer el bien! ¡Busquen la justicia y reprendan al opresor! ¡Aboguen por el huérfano y defiendan a la viuda! Isaías 1:17

El violar los derechos de un hombre en la propia cara del Altísimo, el torcer la justicia de un proceso, son cosas que el Señor condena. Lam 3:35-36 (Biblia DHH).

Esteban Quiroz González.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s