Fiestas patrias y los evangélicos.

¿Sabían ustedes que José Miguel Carrera tuvo una gran amistad con el cónsul norteamericano y protestante Joel Robert Poinsett? Se ha documentado que él le habría prestado asesoría no solo política e ideológica sino también religiosa. Por ese motivo, el proyecto constitucional de Carrera decía que la religión oficial Chile era y siempre sería la católica, pero no excluía ni prohibía los cultos disidentes en forma expresa, dejando un vacío que el conservadurismo católico interpretó de inmediato como un intento de introducir o tolerar la herejía de minorías protestantes. Su proyecto fracasó por lo mismo.

Hay quienes especulan de una posible conversión de Carrera al protestantismo, pues en su escudo, que fue nuestro primer escudo, incluyó el “Post Tenebrax Lux”, el cual es un lema de la Reforma Protestante. En su ejecución, el libertador Carrera de hecho se negó a recibir la bendición sacerdotal católica, aduciendo que no lo necesitaba pues a Dios lo llevaba en el corazón.

O’Higgins por su parte, por su educación, fue muy simpatizante del protestantismo, promoviendo la tolerancia legal y por otra parte incluso promoviéndolo, pues consideraba que la ideología liberal protestante podía traer libertad y progreso al país. Por ese motivo trajo al misionero Diego Thompson, quien utilizaba el sistema Lancaster que servía para enseñar a leer con la Biblia, y solapadamente introducir la herejía protestante.

Estas prácticas le valieron el descrédito del clero católico, quienes ante el terremoto de Valparaíso de 1822, difundieron como artículo de fe que el terremoto era un castigo divino enviado por la “heterodoxia del Director Supremo, sus reformas civiles y religiosas, y la benevolencia con los extranjeros herejes”. Asimismo, la opinión pública se llenó de anuncios apocalípticos con la cercana destrucción de Santiago que se debía al liberalismo y tolerancia religiosa del Director Supremo. El terror colectivo se desató por ello y pocos meses después el Director Supremo renunció a su cargo y se exilió en Perú.

Paréntesis: en la actualidad, como que somos los evangélicos los que caemos en estas supersticiones antibíblicas, en ese tiempo, entre los católicos, el único que se puso a ese mito que escondía intolerancia religiosa fue el Fray Camilo Henríquez, que al igual que los protestantes de antes, sabía que los terremotos tenían explicaciones científicas y que no eran castigos divinos.

En fin, felices fiestas patrias. Que la patria no sea una excusa para odiar al extranjero, para crear xenofobia y racismo, para alimentar mitos, ni mucho menos se le mezcle con un revestimiento teológico sin fundamento que sirve para privar a la gente de su dignidad. Miren que como dijera la gran Violeta Parra, mucho pueblo ama a la patria, pero la patria muchas veces no le corresponde en ese amor. Que el amor a la patria sea por el contrario el amor a una patria profunda, que no mata a sus hijos, que no los tortura ni los explota, sino quiere lo mejor de todos los que viven en este suelo (nacidos de este lado de las líneas imaginarias o no), con esta historia común, con estas penas y alegrías mutuas, un amor que comprenda los crímenes que se han cometido en nombre de la patria. Que ese concepto, que ante todo es ideológico, sirva para poner a la patria al servicio de la gente y no al revés (sobre todo a los más débiles).

Y ante todo recordemos, que los cristianos “peregrinos somos aquí”, “y nuestra ciudadanía está en los cielos, pues Dios nos ha preparado una ciudad” y en esa ciudad no hay distinciones, ni de nacionalidad, ni de raza, ni de cultura, ni de tribu, ni de dinero, ni de género, ni ninguna otra, pues todos somos creación de Dios, y todos hijos de un mismo linaje, y todos amados por Dios, y portadores de su imagen preciosa, que nos da dignidad por igual.

Fuentes: La Herejía en Chile de Humberto Lagos, y Historia de los Evangélicos en Chile de Juan Ortiz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s