Recordando a Atilano Coco Martín.

Un día como hoy 9 de diciembre (algunas fuentes dicen 8 de diciembre), pero de 1936 fue fusilado por el franquismo el pastor evangélico español Atilano Coco Martín.

El franquismo consideraba que España debía ser católica y cual inquisición persiguió salvajemente a toda la disidencia religiosa: protestantes, judíos, ateos y masones. De hecho, de acuerdo con sus informes los pastores protestantes eran considerados todos masones y marxistas.

El franquismo español expropió a los protestantes 26 templos y les quitó 14 escuelas, asesinando a numerosos pastores, encarcelando a otros y condenando al exilio a muchos de ellos. Los evangélicos españoles, de gran obra social y educacional funcionaron en la clandestinidad durante el régimen franquista hasta 1967 por sus ideas progresistas de libertad de conciencia y laicismo, el franquismo en cambio proponía restaurar la religión católica como único camino permitido bajo el lema ‘Un dios, una patria, un caudillo’.

Atilano Coco Martín nació la localidad de Guarrate (Zamora) en 1902, en el seno de una familia de labradores acomodados. Su padre, Eugenio Coco, era miembro de la Iglesia Española Reformada Episcopal. Atilano estudió en Inglaterra y a su regreso a España trabajó como maestro en la Escuela Modelo de la Iglesia Evangélica Española de Alicante. En 1929, ya casado (en segundas nupcias) con Enriqueta Carbonell Carratalá, con la que tendría dos hijos, Alicia y Enrique, se trasladó a Salamanca como profesor y evangelista para hacerse cargo de la no muy numerosa congregación evangélica salmantina, que estaba arraigada en la ciudad desde 1879. Los anglicanos de Salamanca contaban con un edificio levantado a sus expensas que incluía el lugar de culto (iglesia del Redentor), una escuela y la vivienda del pastor.

En su nueva residencia, Coco impulsó la masonería, en la que había ingresado hacia 1920, cuando era estudiante en Inglaterra. En ese país era habitual que los pastores anglicanos formaran parte de la masonería. En Alicante entró en 1928 en la logia Constante Alona, del Grande Oriente Español (GOE). Cuando llegó a Salamanca no había ninguna organización masónica. En 1932 se fundó la logia Helmántica, dependiente de la Gran Logia Española (GLE), pero Coco no participó en ella por ser de distinta obediencia. En 1933, Atilano Coco y José María Friera (gobernador civil, del Partido Radical) refundaron la Helmántica, poniéndola bajo la dependencia del GOE, siendo Coco secretario y más tarde maestro. La logia Helmántica nunca superó la veintena de miembros ni tuvo una vida exitosa. De hecho, las tenidas se desarrollaban en la vivienda de Coco por carecer de medios para tener un local propio. Coco se afilió al Partido Republicano Radical Socialista, fundado por Marcelino Domingo en 1929, y desde su fundación en 1934 formó parte del comité provincial de Unión Republicana, partido dirigido por Diego Martínez Barrio, caracterizado por su ideario liberal avanzado y su laicismo radical. Coco y otros miembros de U. R. promovieron en 1935 la sección local salmantina de la Liga Española de los Derechos del Hombre, fundada en España en 1932.

En septiembre de 1935, Coco fue admitido al oficio de presbítero (equivalente al de sacerdote católico) en una ceremonia presidida en Madrid por el arzobispo anglicano de Dublín. Poco después, en abril de 1936, obtuvo el título oficial de maestro otorgado por la Escuela Normal de Maestros de la Universidad de Salamanca.

En el verano de 1936, Atilano Coco era una persona muy conocida en Salamanca, tanto por ser el único pastor protestante de la ciudad como por su labor educativa y su notable actividad política. Coco fue detenido por los militares sublevados el 31 de julio de 1936, acusado de «propalador de noticias falsas» e ingresó en la prisión provincial a disposición del comandante militar. Durante todo el tiempo que permaneció en prisión nunca fue acusado formalmente de nada, pero en su detención fue determinante el hecho de ser protestante, maestro, republicano y masón.

Miguel de Unamuno, rector de la Universidad de Salamanca y concejal del Ayuntamiento por nombramiento de los sublevados, era amigo personal de Coco e hizo gestiones ante el gobernador civil para lograr su libertad, sin ningún resultado. A finales de septiembre de 1936, Unamuno estaba enfermo en la cama y Enriqueta Carbonell se acercó hasta su casa para dejarle una nota en la que le recuerda la situación su marido. Esa nota era, precisamente, el papel que Unamuno tenía en el bolsillo de la chaqueta en el acto del Paraninfo del 12 de octubre, en cuyo dorso garabateó las notas del discurso en el que pronunció la célebre frase «Venceréis, pero no convenceréis», discurso que le costó la destitución como rector y el ostracismo político, y su alejamiento del fascismo franquista del que formó parte inicialmente. Unamuno “el amigo de los protestantes” terminó siendo un influyente pensador para el protestantismo hispanoparlamente, incluida Latinoamérica.

Muerte

La situación en la prisión provincial de Salamanca era de altísima tensión. Inaugurada en 1931 y prevista para un centenar de presos, a finales de 1936 albergaba a un millar de detenidos, todos ellos presos políticos. El 9 de diciembre de 1936, Atilano Coco oficialmente fue puesto en libertad por orden del gobernador militar, pero en realidad fue conducido al monte de La Orbada, en la carretera de Valladolid, y fusilado sin formación de causa. Se desconoce la situación de su enterramiento. Según otra versión, fue fusilado sin juicio contra las tapias del cementerio. Era el único protestante que se encontraba en Salamanca al comienzo de la guerra civil.

El asesinato de Coco no fue un hecho aislado dentro de la España franquista. Los sublevados persiguieron sañudamente a los masones, pero también los protestantes sufrieron la represión, con el cierre de sus lugares de culto y sus escuelas. Numerosos pastores fueron detenidos y fusilados. En la España ocupada por los militares sublevados se comenzó a fraguar el nacional-catolicismo como doctrina de la dictadura militar, sin libertad religiosa, y además se suponía que los protestantes —que habían apoyado la legislación republicana de separación de la Iglesia del Estado— eran todos partidarios del Frente Popular.

En 2005 fue inaugurada en Salamanca la residencia universitaria «Centro Atilano Coco», promovida por la iglesia anglicana como homenaje al pastor asesinado en Salamanca. Su cuerpo aun no ha sido encontrado a pesar de la insistencia de los evangélicos españoles en su búsqueda.

Parte de su historia se cuenta en la película “Mientras Dure la Guerra (2019)” del director Alejandro Amenabar, en la película el pastor Atilano Coco es encarnado por el actor Luis Zahera.

“Bien quisiera volver a gozar de la libertad, pero me figuro que aquí se entra con demasiada facilidad para poder salir con la misma. Espero con impaciencia que acabe esta trágica lucha y estoy pidiendo constantemente a Dios en mis oraciones que todos los españoles depongan las armas y se amen como hermanos. Los primeros en dar el ejemplo hemos de ser los cristianos. “Ve y haz tú lo mismo” fue el mandato de Cristo a aquel doctor de la Ley que le preguntaba quién era su prójimo. De nuevo repito la gratitud que siento por la deferencia que en esta ocasión memorable ha tenido para mí y mi esposa. Suyo en el Evangelio. Atilano Coco». Carta escrita a Miguel de Unamno”

“No descubro nada nuevo si digo que Salamanca es una de las ciudades españolas donde la reacción y el fanatismo tienen su asiento. Lo que quizás no se sepa tanto es que sobre esas dolencias ya graves, ha sobrevenido el fascismo con carácter virulento. La epidemia ha prendido en la juventud, de un modo especial entre los estudiantes universitarios. Hace pocos días ofrecí un tratado a uno de estos. Lucía en la solapa el haz y las flechas, pregonero de su ideología. Tomó el tratado, lo miró y remiró, mirándome luego a mí con cierta insolencia provocativa y me dijo: “Donde haya protestantes, masones y judíos, no puede haber paz. Falta hace un tío (perdón por la palabra) que acabe con todos ustedes y con ellos. España es católica y necesita orden y tranquilidad. Ustedes son perturbadores del orden y había que meterlos en cintura”. Lo que yo le contesté no hace al caso. Atilano Coco en su última carta (Fuente: Protestantes andaluces, Octubre-Diciembre 1995).

¿Sabías que Pinochet era admirador y seguidor de Franco y asistió incluso a su funeral como jefe de estado?
¿Sabías que los organizadores del bus naranja de la libertad son franquistas?
¿Sabías que el partido fascista español Vox, es continuidad del franquismo y amigos y colaboradores de Kast?
¿Sabías que a pesar que los Estados Unidos sabía de la terrible persecución contra las disidencias y los protestantes apoyó irrestrictamente al franquismo y de la misma manera sus iglesias nunca han viaibilizado estas persecuciones como las otras?
¿Sabías también que extrañamente la literatura evangélica que llega a Chile no habla nada de esto ni de las persecuciones a evangélicos en las dictaduras latinoamericanas y que eso tiene una motivación política?

Fuentes:
http://represaliadosdelfranquismo.blogspot.com/…/castil…

https://www.eldiario.es/sociedad/atilano-coco-protestante-franco-amenabar_1_1248619.html

http://anglicanvmscriptorivm.blogspot.com/…/hroes-de-la…

http://protestantedigital.com/…/Unamuno_verso_suelto_de…

Los Otros Mártires: Las Religiones Minoritarias En España Desde La Segunda República A Nuestros Días – Marta Velasco Contreras

Esteban Quiroz González, abogado, también conocido como El Otro Canuto (EOC), candidato a constituyente al distrito 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s