Natalicio de Theodor Gottlieb von Hippel (el Viejo)

Un día como hoy, 31 de enero pero de 1741, nacía el teólogo pietista Theodor Gottlieb von Hippel (el Viejo).

Este piadoso teólogo, abogado y político tiene la cualidad de ser uno de los primeros y pocos hombres ilustrados que teorizó sobre la condición de la mujer, realizando importantes aportes para el feminismo.

Contemporáneo de la gran feminista anglicana Mary Wollstonecraft, escribió un texto más radical que ella afirmando decididamente la igualdad de hombres y mujeres en su texto “Sobre el mejoramiento civil de las mujeres”…

Contemporáneo también de otro gran filósofo pietista como Imanuel Kant, TGVH formó parte del movimiento ilustrado, develando sus contradicciones en cuanto al lugar de la mujer.Hippel se unió a la gran Olympe de Gouges y varios otros autores que criticaron que la revolución francesa acabara con las odiosas discriminaciones de la sociedad feudal, sin embargo no lo hacía en la cuestión del género entre hombres y mujeres, negángoles la ciudadanía y la titularidad del catálogo de derechos humanos. Hippel afirmó así que las diferencias entre hombres y mujeres de la época no se debían a la naturaleza sino al artificio de los hombres que las excluían de la educación y el desarrollo intelectual. Su explicación teológica radicaba en que hombres y mujeres eran creados por Dios, de manera que “ninguno de ellos creó al otro, por esta razón a ninguno se le ocurrió elevarse por encima del otro”.

Hippel culpaba además a la tradición del derecho romano por negar a la mujer todos sus derechos. Decía que eran leyes escritas por hombres, por cuanto en realidad el hombre temía de la mujer y su virtud.

Por supuesto, se observan contradicciones en Hippel, quien defendiendo la igualdad, también en algunas cosas creía que “la naturaleza” ordenaba a las mujeres dedicarse a ciertas tareas como la educación o la salud, sin embargo resulta notable su argumentación sobre que la pretendida inferioridad natural de la mujer para el conocimiento, la ciencia y el arte no era una cuestión biológica como se argumentaba (nunca ha existido una mujer Newton se decía) sino en la exclusión de la mujer de la educación, la virtud y el poder.

“¿Es acaso exagerado si afirmo que la opresión de las mujeres ha dado lugar a la opresión en el mundo en general?”.

¿No es imperdonable dejar la mitad de las fuerzas humanas sin conocer, sin valorar, sin utilizar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s