Natalicio de Dietrich Bonhoeffer

Un día como hoy, pero de 1906, nació Dietrich Bonhoeffer, quien fue un pastor luterano de nacionalidad alemana. Fue una de las voces que se alzó en contra del régimen Nazi en Alemania de inicios del siglo XX, que asesinó a judíos, gitanos, homosexuales, polacos, comunistas, izquierdistas, Testigos de Jehová, y a personas discapacitadas por razones de odio, racistas y supremacistas.

Se le acusó de conspiración y de participar en un complot para asesinar a Adolf Hitler. Razón por la cual fue encarcelado y finalmente condenado y ejecutado en la horca.

Bonhoeffer fue un prominente teólogo y pensador protestante de su época.

“La Iglesia permanecía muda, cuando tenía que haber gritado… La Iglesia reconoce haber sido testigo del abuso de la violencia brutal, del sufrimiento físico y psíquico de un sinfín de inocentes, de la opresión, el odio y el homicidio, sin haber alzado su voz por ellos, sin haber encontrado los medios de acudir en su ayuda. Es culpable de las vidas de los hermanos más débiles e indefensos de Jesucristo”.

“La iglesia sólo es iglesia cuando existe para los demás. Para empezar, debe dar a los indigentes todo cuanto posee. (…) La iglesia ha de colaborar en las tareas profanas de la vida social humana, no dominando, sino ayudando y sirviendo. Ha de manifestar a los hombres de todas las profesiones lo que es una vida con Cristo, lo que significa ser para los demás.”.

“Es el cínico el que bajo la pretensión de decir la verdad en todas partes y en todos los tiempos y a todo hombre de igual manera, el que hace gala de la verdad como de una imagen muerta, de un ídolo. Dándose la aureola de fanático de la verdad, que no puede tener consideración de la debilidad humana, destruye la verdad viva entre los hombres.”.

“No estamos simplemente para vendar las heridas de las víctimas bajo las ruedas de la injusticia, estamos para trabar la rueda misma con la palanca de justicia.”.

“El examen final para una sociedad moral es la clase de mundo que le deja a sus hijos.”.

“El primer servicio que uno le debe a los demás en las relaciones interpersonales, consiste en escucharlos. Así como el amor de Dios comienza al escuchar Su Palabra, así el amor hacia nuestros hermanos y hermanas es aprender a escucharlos.”.

“Dios no ama a la persona ideal, sino que ama a los seres humanos tal y como somos, no ama a un mundo ideal, sino a un mundo real”.

EOC.

(Pd: hoy en EOC tenemos un día de natalicios, nos falta uno más, atentos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s