Asesinato del pastor luterano argentino Fabian Kreischer

Asesinaron y degollaron al pastor luterano Fabian Kreischer en Argentina, pastor ordenado y vicepresidente de la Iglesia Luterana en Argentina y abiertamente homosexual, con una iglesia inclusiva. Se investiga que muy probablemente el brutal homicidio se produjo por razones de odio, lo que no es raro para la comunidad lgtb.

Yo interpelo a los que dicen que vivimos en una dictadura gay acá en Chile o en Argentina por las leyes antidiscriminación, a los seguidores de Laje, a que me digan ¿cuándo han matado personas por ser heterosexuales? ¿cuándo? ¿cuándo han matado a pastores antigay en los últimos 50 años? ¿Nunca verdad? pues a las personas del mundo lgtbiq las matan a diario, pero uds se llaman a uds mismos los “oprimidos que viven en una dictadura y una persecución gay” cuando les dicen que son intolerantes o discriminadores, pero nadie los persigue cuando van por la calle, nadie los mata.

Y se los digo con independencia de la disputa teológica sobre si la ordenación de pastores homosexuales está bien o mal, díganme ¿los matan a uds por sus posiciones teológicas tradicionales acá en Chile o en Argentina? ¿tienen miedo de andar en la calle como tienen ellos en razón de su orientación sexual? ¿hasta cuándo callan ante estas violencias los que se dicen ortodoxos? ¿no está en su ortodoxia defender la vida de su prójimo?

A las pastorales de las diversidad en Chile también las amenazan, a mi me han llegado amenazas como “te andan buscando canutito” por defender los derechos civiles de las minorías sexuales. La noticia de este pastor está llena de “me divierte” y llena de “justificación teológicas” para no hacer nada ante la violencia y el odio. Aquí mismo se llenará de ello, y la acusación burda, de siempre de “buscar ser popular” “de agradar al mundo”, tan popular que es… que te pueden matar en cualquier momento, tan agradables al mundo que es defender a estas personas, que la gente del mundo mata a estas personas. Los mundanos y seguidores de pasiones populares son pues otros.

Voy a seguir defendiéndolos, así se enojen, me excluyan y acusen, sé de qué lado estoy, y en quién he creído. Qué tristeza tan grande, qué dolor tan grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s